Deportes

Garrochista alemana se retira para convertirse en hombre

La alemana Yvonne Buschbaum anunció su retirada del atletismo para someterse a una operación que la convierta en hombre. Tiene una marca de 4,70 metros, la novena mejor de todos los tiempos. "Durante muchos años sentí que vivía en un cuerpo equivocado", aseguró.

HAMBURGO (ALEMANIA).- La alemana, ganadora de la medalla de bronce en los Europeos de 1998 y 2002, es transexual y ha decidido comenzar un tratamiento de hormonas para cambiar de identidad, pero aseguró que no va a participar en competiciones masculinas.

La decisión de cambiarse de sexo está motivada, dijo, por "el desequilibrio interior" que siente. No se trata sólo de un problema anímico, ya que cree que la situación fue desencadenante de una serie de lesiones graves que padeció, y que derivaron en cuatro operaciones de las que nunca se restableció por completo.

"Los años de discrepancia entre la apariencia y el verdadero ser han dejado sus secuelas, y en lo físico se expresaron en las lesiones en el tendón de Aquiles que sufrí. Una lesión crónica es siempre una consecuencia lógica de que no le está yendo bien al alma", describe sus sensaciones Buschbaum, que además de deportista es soldado en el ejército alemán.

Anunció que una vez que haya superado la operación se cambiará el nombre de pila, sin dar a conocer cómo pasará a llamarse. Sabe que es un paso a la ofensiva que muchos no entenderán, pero por el que pide compresión y respeto. "Soy consciente de que la transexualidad es un problema marginal, pero no quiere ser parte de esa marginación, y menos todavía jugar a las escondidas", explica en su página personal, orgullosa de "dar este paso en plena conciencia", de saber lo que está haciendo.

La atleta subrayó explícitamente que todos los éxitos deportivos los logró como mujer, por sus dotes naturales, sin haber manipulado nada. "No me dopé", aseguró, tratando de evitar de que se la compare con la ex atleta Heidi Krieger, una campeona europea de peso que a raíz de los tratamientos de hormonas masculinas que sufrió bajo el régimen deportivo en la extinta República Democrática Alemana, se operó y se convirtió en hombre, con la nueva identidad de Andreas Krieger.

El reglamento no impide que Buschbaum, una vez superada la operación transexual, pueda participar en competiciones deportivas masculinas, como por ejemplo los Juegos Olímpico de Londres 2012. El Comité Internacional Olímpico (CIO) contempla expresamente la participación de atletas transexuales desde 2004.

Sin embargo, Buschbaum descartó esa opción. "No me hago a la idea. El mundo del deporte es muy pequeño. Para mí tiene mayor importancia la expectativa de ahora de vivir algo mucho más grande que eso", dijo.

La atleta considera que "ser diferente es algo normal". "No sólo el río es normal, también lo son sus olas que lo van formando. Estoy feliz de estar recorriendo este camino", indica en el mensaje a la opinión pública con el que explica su decisión.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|08:03
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|08:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic