Deportes

Historias de entrenadores, asesores y triunviratos que llevaron a la Selección al fracaso

El conflicto que protagonizan Diego Maradona, su ayudante Alejandro Mancuso y el secretario general de Selecciones Nacionales, Carlos Bilardo, es otro capítulo más de una historia con internas, peleas y hechos que marcaron a fuego al elenco nacional a lo largo de distintos mundiales.

El conflicto que protagonizan Diego Maradona, su ayudante Alejandro Mancuso y el secretario
general de Selecciones Nacionales, Carlos Bilardo, es otro capítulo más de una historia con internas, triunviratos, peleas y hechos que rozaron el conventillo y que marcaron a fuego al elenco nacional a lo largo de distintos mundiales.

No es nuevo que en vísperas de una Copa del Mundo o durante su desarrollo se hayan producido este tipo de situaciones, que siempre nacen de designaciones sin mucho sentido o apelando a la corazonada y que que siempre llevaron a un rotundo fracaso deportivo.

La rica historia en este tipo de cuestiones arrancó allá por 1962, tras el estrepitoso fracos en Suecia 1958 y luego de no haber participado en los mundiales de Francia 1938, Brasil 1950 y
Suiza 1954, ya sea por cuestiones políticas o por caprichos infantiles de los directivos de AFA, quienes pugnaban por convertir a la Argentina en sede la copa y finalmente no lo pudieron conseguir.

En 1962 se recuerda una situación muy similar a la actual, ya que a fines de 1961 Unión Soviética se floreó en el Monumental y ganó por un "mentiroso" 2 a 1.

La AFA consideró que el entrenador Victorio Spinetto necesitaba estar mejor rodeado y armó un triunvirato con Juan Carlos Lorenzo y Saúl Ongaro, algo que Spinetto no aceptó y se fue. Luego surgieron diferencias entre el "Toto" y Ongaro y la entidad de la calle Viamonte nombró a Lorenzo como entrenador de un equipo, que finalmente fue eliminado en primera ronda.

Cualquier similitud con la actualidad no es pura coincidencia. 

La historia de Maradona como entrenador de la Seelcción tiene muchas similitudes a la que se vivió antes del Mundial de México 1970, aunque aquella fue con un desenlace inesperado y hasta, quizá, doloroso: ver la copa por televisión.

En las eliminatorias para ese torneo, la Selección venía con una sucesión interminable de entrenadores, producto de la inestabilidad política que vivía la AFA.

En 1968 José María Minella se hizo cargo del elenco nacional, luego de haber pasado por ahí Adolfo Pedernera, que ni siquiera había dirigido, Jim Lópes y Carmelo Faraone.

Sin embargo, Minella se fue cuando se alejó Valentín Suárez como interventor de la entidad de la calle Viamonte.

Fue entonces que Armando Ramos Ruíz tomó las riendas de la AFA y designó como DT a Humberto Maschio, quien no tenía experiencia en el cargo y ni siquiera había dirigido algún club.

Ramos Ruíz había quedado encantado con el Maschio jugador y confiaba en que pudiera ser el entrenador que la Selección necesitaba.

De todas formas, ante la falta de experiencia del "Bocha" decidieron rodearlo de la mejor manera y para ello le pusieron como asesores a Osvaldo Zubeldía y Osvaldo Brandao.

Maschio mantenía una relación tirante con la prensa y no se sentía seguro como técnico, aunque finalmente se tuvo que ir cuando el presidente de la Nación Juan Carlos Onganía le pidió la renuncia al interventor y asumió en su lugar Aldo Porri, quien nombra como entrenador a Pedernera.

La Selección realizó una floja campaña y en el último cotejo, en La Bombonera, estaba obligada a vencer a Perú para forzar un triple desempate.

Pero nada pudo hacer ante el juego vistoso de los peruanos, quienes se florearon y sellaron la clasificación a México 1970 con un empate 2 a 2.

Ese fue el primer "experimento" similar alque ya hace poco más de un año realizó Julio Grondona con Maradona, aunque los resultados fueron devastadores.

Para el Mundial de Alemania 1974, la historia fue muy parecida, con una cadena de improviaciones que generaron malestar en varios futbolistas.

Enrique Sívori había sido designado técnico, pero su fuerte personalidad generó enojo en varios directivos de AFA y lo despidieron.

Durante las eliminatorias, mientras los titulares se preaparaban para enfrentar a Paraguay en Asunción, con el "Cabezón" Sívori como DT, otro grupo se preparó durante varias semanas en el Altiplano para afrontar el choque con Bolivia en la temida altura de La Paz.

El entrenador del equipo "fantasma", como fue bautizado por la prensa, estaba dirigido por Miguel Ignomiriello.

Cuando estaba a punto de jugar su partido cn los bolivianos  Sívori irrumpió y trajo a cuatro de sus titulares aniel Carnevali, Angel Hugo Bargas, Roberto Telch y Rubén Ayala para que jueguen ese encuentro, algo que generó el enojo de Ignomiriello.

El "Cabezón" logró su objetivo, pero finalmente provocó que lo despidieran.

Fue reemplazado por Vladislao Cap, que fue designado por el interentor de AFA de entonces Baldomero Gigán. Semans espués Gigán fue despedido y en su lugar ingresó Fernando Mitjans, quien rechazó los nombres de colaboradores que acercó el "Polaco".

En un segundo intento logró que el interventor aceptara a José Varacka y Víctor Rodríguez.

Ya en el Mundial fue sorprendido por Polonia, que sería la revelación del torneo, al caer derrotado por 3 a 2, pero finalmente pudo pasar a la segunda fase tras empatar  a 1 con Italia y vencer 4 a 1 a Haití, aunque contó con una "ayudita" de los polacos, que vencieron 2 a 1 a los "azzurros".

En la siguiente ronda, Argentina fue goleada por Holanda 4 a 0, perdió 2 a 1 con Brasil y consiguió igualar 1 a 1 con Alemania Oriental.

Hasta antes de la designación de Maradona, ese pareció ser el fin de triunviratos, asesores de experiencia y otros "inventos" que no llevaron a ningún lado a la Selección, sólo a rotundos
fracasos. Que no se repita.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|14:29
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|14:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic