Empresas españolas reclaman más estabilidad y seguridad a América Latina

La petrolera hispanoargentina Repsol YPF y la eléctrica española Iberdrola coincidieron hoy en reclamar, una vez más, una mayor estabilidad y seguridad para sus inversiones en América Latina, en la inauguración del IX Foro Latibex.

Los gobiernos deben fijar, a través de las políticas públicas, unas "reglas claras, sin trabas burocráticas y con marcos estables para las inversiones", instó en Madrid el presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, cuya empresa es una de las que más intereses tiene en la región.

Las inversiones españolas, lo apoyó el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, buscan "países seguros con estabilidad jurídica". La actividad inversora continuará en los países de la región en los que se ofrezca esa seguridad, advirtió. Iberdrola es el primer productor privado de electricidad en México. En Brasil es el principal distribuidor y en Chile, Bolivia y Guatemala cuenta también con intereses importantes.

Durante dos días, más de 70 empresas analizan en la capital española la situación de las economías de América Latina y las expectativas de las empresas en la región, en el marco del Foro Latibex. Éste es el mercado del parquet madrileño en el que más de una treintena de empresas latinoamericanas cotizan en euros.

El presidente de Repsol YPF criticó además en su intervención que "determinados países" latinoamericanos no perciben los beneficios que la inversión privada tiene tanto para su situación macroeconómica como para su población.

En la reciente Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile, los mandatarios de Venezuela y Nicaragua, Hugo Chávez y Daniel Ortega, criticaron con dureza el papel de las empresas españolas en sus países.

Entre los años 2001 y 2006, las empresas españolas han realizado anualmente una inversión neta media de 4.300 millones de euros. El flujo inversor en la región "continúa siendo necesario", destacó Brufau.

Repsol YPF ha vivido contratiempos recientes en Venezuela, Bolivia y Ecuador.

En el primero de estos países, el gobierno de Chávez decretó el final de los convenios operativos con las peteroleras extranjeras y las obligó, a partir del año pasado, a constituir sociedades en la que la mayoría del capital la controla la estatal PDVSA. En Bolivia, el gobierno de Evo Morales nacionalizó el sector de los hidrocarburos y subió los impuestos a la producción.

El gobierno de Rafael Correa en Ecuador impuso hace poco una tasa del 99 por ciento a las ganancias extraordinarias de las petroleras.

Según una encuesta del Instituto Empresa a la que hace referencia hoy la prensa española, las empresas españolas parecen no estar muy convencidas de su papel en esos tres países. Así, sólo el 10 por ciento de las que integran el selectivo Ibex 35 planea invertir el próximo año en Venezuela y Ecuador. La inversión en Bolivia en 2008 se la plantea el 20 por ciento. En Chile, por ejemplo, prevé invertir el próximo año el 80 por ciento de las integrantes del Ibex 35.
Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 15:57
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 15:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'