Deportes

Messi, Ronaldo, España, Brasil y Capello: Sólo uno conquistará Sudáfrica

La dupla Messi-Maradona en Argentina, Cristiano Ronaldo con Portugal, la España coral, el Brasil férreo de Carlos Dunga, la Inglaterra del comandante Fabio Capello y otras selecciones clásicas perseguirán una gloria que sólo abrazará a unos.

Tras 80 años de espera, el Mundial llegará en junio por primera vez al continente africano con casi la totalidad de grandes nombres del fútbol.

La dupla Leo Messi-Diego Maradona en Argentina, Cristiano Ronaldo con Portugal, la España coral, el Brasil férreo de Carlos Dunga, la Inglaterra del comandante Fabio Capello y otras selecciones clásicas perseguirán una gloria que sólo abrazará a unos.

Muy poco tienen para lamentarse la FIFA, los organizadores del certamen y los fans: Sudáfrica podrá ofrecer el colorido inédito de una región apasionada y, en los papeles, desde el césped debería devolverse un espectáculo de altísimo nivel gracias a que no se ausentará casi nadie de los infaltables en cualquier evento supremo.

Sólo el sueco Zlatan Ibrahimovic y el ruso Andrei Arshavin serán añorados en un Mundial que no tendrá al calor como factor desgastante. Tras 32 años de veranos, volverá a jugarse en invierno.

Como siempre, la nómina de candidatos al título es reducida y con nombres ya remanidos. No por casualidad apenas seis selecciones levantaron el trofeo en 18 ediciones. La excepción la encarna España, por primera vez gran aspirante para todo el mundo y no sólo para la prensa de su país.

"No tenemos que poner freno a esa euforia y ese sueño", dijo Vicente del Bosque, seleccionador español, que, escarmentado por experiencias de anteriores equipos, reconoció que en el seno del plantel "no puede anidar el entusiasmo tan exagerado, eso de 'somos los mejores'".

La Eurocopa ganada en 2008 es la credencial de madurez de la "Roja" y el fútbol de alto vuelo desplegado en el último año y medio su principal sustento de juego, pero los octavos prometen dolores de cabeza: la Portugal de Cristiano Ronaldo, la Costa de Marfil de Didier Drogba y Yaya Touré o la eminencia de los Mundiales, Brasil.

Los de Dunga combinan la solidez defensiva propia de la mejor Italia, con un arquero excepcional como Julio César y dos centrales poderosos como Lucio y Luisao, con la eterna fantasía "verdeamarela", encarnada fundamentalmente por Kaká, Robinho y Luis Fabiano.

Dunga celebra estar en el "Grupo de la Muerte": "Es equilibrado y eso es bueno porque, al estar en un grupo difícil, frenará el clima de euforia y obligará a todos a quedarse más atentos, porque los partidos no serán fáciles".

Mientras Cristiano reza por la recuperación a tiempo del defensa Pepe para tener un equipo más sólido que sustente su talento, el argentino Lionel Messi sueña aún con explotar con la albiceleste, donde no encuentra las óptimas condiciones del Barcelona.

Argentina es aún un equipo en construcción en manos del ídolo Diego Maradona, que todavía debe demostrar su capacidad como entrenador. Tiene seis meses para silenciar los profundos conflictos internos aireados a través de la prensa y articular un trabajo coherente para que Messi, el mejor jugador de 2009, pueda explotar en Sudáfrica y para que una selección histórica tenga una actuación acorde a su pasado.

En una competencia en donde el rodaje se consigue de a poco, tiene la ventaja de tener un grupo teóricamente accesible en Nigeria, Corea del Sur y Grecia y un cruce ante Uruguay, Sudáfrica u otra incógnita, la Francia de Raymond Domenech.

Italia también tiene problemas a raíz de un recambio de jugadores que no termina de funcionar, y a Alemania no le sobra nada para relajarse, máxime estando en un grupo subestimado por muchos en el que enfrente estarán Ghana, la gran potencia "negra" junto a Costa de Marfil, y la sorprendente Serbia de Radomir Antic.

Inglaterra sí que sueña. "El mejor grupo desde los Beatles", ironizó el tabloide "The Sun" por tener que enfrentarse en primera ronda a Estados Unidos, Argelia y Eslovenia. Después de la ausencia en la Eurocopa 2008, la esperanza tiene un máximo responsable: el técnico italiano Fabio Capello.

"Capello también parece tener la última palabra ahora", elogió al italiano Bobby Charlton. Lo comparaba con el mítico Alf Ramsey, el único técnico que hizo campeones a los creadores del fútbol.

El 11 de julio, exactamente un mes después de que Sudáfrica y México inauguren el Mundial también en Johannesburgo, se sabrá quién conquista por primera vez África.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|14:16
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|14:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic