Venían de un velorio y se accidentaron, 4 muertos

Caucete, San Juan. "Hijo, andate a comprar el lechón para fin de año. Nosotros salimos esta noche y llegamos mañana". Porfirio Rodríguez, desde Mendoza, le decía a su hijo Ariel en Jujuy que todo estaba bien. Que pese a que habían ido a darle el último adiós a un abuelo fallecido en Godoy Cruz, querían volver cuanto antes a su provincia para brindar en familia la noche del 31. Ese fue el último contacto que tuvieron, esperando el reencuentro. Horas después, ya en la mañana de ayer, sonó nuevamente el teléfono en la provincia norteña. Esta vez, para la peor de las noticias. Avisaban que los cuatro integrantes de esa familia jujeña que venían de un sepelio en Mendoza habían muerto en San Juan.

La muerte los sorprendió en la intersección de la ruta nacional 20 y calle La Plata, en Caucete. Fue aproximadamente a las 2 de la madrugada. Un camión con acoplado se llevó por delante al auto Volkswagen Voyage en el que viajaba esa familia y lo arrastró hasta dejarlo completamente destrozado. El camionero se salvó, pero ninguno salió con vida del coche. Según datos policiales, Porfirio Rodríguez, de 51 años; su esposa Pascuala Lamasaque Huampaso, de 59 años; el hijo de ambos Mario Martín Rodríguez de 36; y Marta Mamani Huampaso -hermana de la otra mujer-, de 65 años, murieron de una manera atroz. El matrimonio y el joven eran del departamento jujeño de Ledesma, mientras que la segunda mujer -de nacionalidad boliviana igual que su hermana- residía en la localidad de Caimancito, en la misma provincia.

Ariel Rodríguez, hijo del matrimonio fallecido, comentó vía telefónica a DIARIO DE CUYO, que el lunes pasado murió un abuelo suyo en la ciudad mendocina de Godoy Cruz. Debido a eso, sus padres junto con su hermano mayor y su tía viajaron ese mismo día en el auto Volkswagen de su hermano Fredy hacia esa provincia para participar del velorio. Porfirio Rodríguez y su hijo Mario sabían manejar. El coche era nuevo, tenía apenas 9 meses de uso. Y no era la primera vez que hacían ese recorrido. "Nosotros estamos acostumbrados a ir a Mendoza. Hemos vivido y trabajado ahí mucho tiempo", comentó.

El sepelio fue el martes. Por la tarde, el jefe de familia habló por teléfono con su hijo Ariel en Jujuy. "Hijo, andate a comprar el lechón para fin de año", le dijo el hombre mayor, anticipándole que deseaba que el 31 estuviera toda la familia reunida. También le explicó que tenían planeado participar de una ceremonia religiosa esa noche en Mendoza y a la noche partirían a Jujuy.

Cumplieron con lo programado, supuestamente pasada la medianoche ya estaban en San Juan. Al parecer, cortaron camino por Sarmiento, 25 de Mayo y salieron a Caucete por calle La Plata. Cuando quisieron tomar el empalme con ruta 20, sufrieron el tremendo accidente. En teoría, Mario Rodríguez conducía el coche y aparentemente no tomó en cuenta las indicaciones del cruce peligroso, especuló un jefe policial. Hay "dos lomos de burro" antes de llegar a la ruta, otros reducidores de velocidad en el asfalto y algunos señalizadores, lo que fue constatado por la Policía. Además, el lugar está bien iluminado. El juez correccional Eduardo Gil, en persona, hizo una inspección ocular.

Todo hace suponer que el Volkswagen no frenó al salir a la ruta y ahí recibió un impresionante golpe. Es que lo agarró de lleno el camión Fiat Iveco con acoplado cargado con ripio, conducido por el cordobés Juan Manuel Martínez, de 54 años, indicaron fuentes policiales.

El coche acabó debajo de la cabina del vehículo de carga. Y así lo llevó de costado, arrastrándolo por el medio de la ruta hasta que cruzaron al otro carril. Ahí el camión se dio vuelta y aplastó más al auto, ya convertido en chatarra. No había ningún otro rodado, caso contrario la tragedia hubiese sido mayor. Rodríguez, su mujer, su hijo y su cuñada murieron en esos instantes entre las chapas retorcidas del auto. Algunos de ellos estaban irreconocibles, explicó un policía. El camionero cordobés, salió ileso.

En Jujuy, mientras sucedía eso, dormían, esperando que la familia llegara en la mañana. A las 7.30 sonó el teléfono en la casa de los Rodríguez. Ariel atendió y entonces le comunicaron que sus padres, su hermano y su tía habían chocado en San Juan y que todos estaban muertos.

Fuente Diario de Cuyo
Opiniones (1)
22 de agosto de 2017 | 09:40
2
ERROR
22 de agosto de 2017 | 09:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Que doloroso ver las cosas que pasan en esta vida, asesinatos, violaciones, robos, la furia de la naturaleza y en este caso accidentes fatales, la verdad que un consejo es que tomemos de una ves conciencia de cómo hacer las cosas, este fatal accidente nos enseña que en la ruta no es un juego de play que tenemos todas las vidas que queramos o podemos volver a jugar cuando perdamos, no, vida hay una sola y debemos cuidarla, y recuerden que es mejor perder un segundo en la vida que perder la vida en un segundo. Mi pésame a esta familia que no tengo palabras para decirles solo que Dios cura todas las heridas y saludos para todos los lectores que empiecen este año 2010 con alegrías y consienten, y recuerden CUIDEMOS LA VIDA QUE SOLO UNA HAY EN ESTE MUNDO. Feliz año nuevo para todos.
    1
En Imágenes