Un centenar de parejas gays quieren seguir el camino de Alex y José María

La pareja que logró constituir el primer matrimonio gay de Latinoamérica, informaron hoy que ya hay otras cien parejas que seguirán el camino judicial que ellos abrieron, mientras aguardan para 2010 un fallo de la Corte Suprema de Justicia sobre el tema.

Alex Freyre y José María Di Bello, que lograron constituir ayer el primer matrimonio gay de Latinoamérica, informaron hoy que ya hay otras cien parejas que seguirán el camino judicial que ellos abrieron, mientras aguardan para 2010 un fallo de la Corte Suprema de Justicia sobre el tema.

Al anuncio de los flamantes esposos en una conferencia de prensa siguió un llamado a todas las parejas del mismo sexo que desean casarse a que "lo intenten, porque el camino está allanado y hoy ya no es imposible la igualdad jurídica en Argentina".

"Hoy son cien las parejas dispuestas a iniciar el camino que nosotros logramos allanar con esta lucha", dijo a Télam Freyre, quien cambió su domicilio a Tierra del Fuego para poder casarse con Di Bello en el registro civil de Ushuaia.

El intento de hacerlo en Buenos Aires fracasó cuando el 1º de diciembre la Camara de Apelaciones suspendió un fallo de la jueza Gabriela Seijas, del fuero contencioso administrativo, y frenó la boda a punto de concretarse en el registro civil del barrio de Palermo.

La gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, tomó una posición distinta a la del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri -quien no intervino- e hizo acatar la sentencia de Seijas, que le reconocía a Freyre y Di Bello la igualdad ante la ley, a través de un recurso que presentó la pareja con asesoramiento del Inadi.

Claudio Morgado, titular del Instituto Nacional contra La Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), explicó en la conferencia de prensa que lo que se hizo en Ushuaia fue interponer un recurso jerárquico para "que se tome como inconstitucional el recurso de la Cámara" y quede firme el dictamen de Seijas.

Morgado sostuvo que el papel de Inadi es "salvaguardar los derechos de los ciudadanos que no pueden gozar en plenitud de estos derechos".

En Ushuaia, la estrategia consistió en actuar respetando la ley pero con total confidencialidad para evitar los planteos en ontrario, aunque hoy trascendió que no faltarán "nuevos intentos de declarar nulo el casamiento".

Freyre y Di Bello, ambos portadores de HIV, militan en la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Trans y Bisexuales (LGTB), la entidad que nuclea a más de 40 organizaciones de este tipo en todo el país y ahora patrocina a personas del mismo sexo que buscan llegar al matrimonio por vía judicial.

"Hay más de 20 amparos presentados y en poco tiempo serán cien los que se encuentren ante la posibilidad cierta de conseguir el acta matrimonial", dijo María Rachid, presidenta de la LGTB.

La pareja que tiene ahora su domicilio conyugal en Ushuaia agradeció a ambas organizaciones y sus equipos de abogados por ayudarlos a lograr su objetivo.

"Los mismos derechos con los mismos nombres. Esa era la meta", dijo Freyre, para quien "la unión civil fue un invento para impedir que se cumpliera con la igualdad ante la ley".

La discusión continuará pero "nosotros ya estamos casados. El Estado ha reconocido el matrimonio entre personas del mismo sexo", sostuvo.

"Nosotros hemos salido del placard hace tiempo, ahora es hora que otros salgan de las cavernas", desafió el recién casado, en alusión a los jueces y funcionarios que "rechazan la idea de que Argentina sea un país con igualdad jurídica para todos y todas".

Alex y José María pelearon juntos por el reconocimiento del derecho a casarse legalmente, pero ambos por separado, ya contaban con una larga historia de lucha contra la discriminación.

Di Bello quedó viudo y la familia de su anterior pareja, que no había acompañado el proceso de la enfermedad, "no tuvo ningún problema en cambiar inmediatamente la cerradura y echarlo a la calle", contó Alex.

En su caso, la pelea pasó por "enfrentar un juicio contra su prepaga porque no le quería cubrir los medicamentos para el HIV, entre otras humillaciones".

"Como pareja, crecimos juntos en el trabajo y en el estudio con el objeto de conseguir el respeto por nuestros derechos, movilizados por el dolor y la injusticia", añadió Freyre.

El 2010 será un año histórico, dijo Di Bello, porque "la Corte Suprema tendrá en sus manos al decisión de emitir un fallo que marcará un antes y un después y el Congreso también tendrá la responsabilidad de tratar la Ley de Matrimonio Gay".
Opiniones (3)
26 de septiembre de 2017 | 19:06
4
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 19:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Pero tienen que poner esa foto?... no es necesario viejo, uds. no saben de moral y urbanidad? Cada uno es dueño de hacer con su culo un florero pero en privado, en la casita, nada de andar baboseandose entre hombres en lugares públicos. Esta foto da asco.
    3
  2. Asco da ver eso, ¡que ejemplo para nuestra juventud! Fabiana Rios debe ser tor... Hoy son estos dos degenerados mañana sera un psicopata que se querra casar con un tapir Si quieren los gay y las lesbianas un mundo para ellos que se compren una isla de ser posible bien lejos y establescan sus leyes , costumbres y dejen de joder con querer que la sociedad se adapte a ellos
    2
  3. Asco. Bueno, esto se parece a un capitulo de los simpsons donde homero casa parejas del mismo sexo... Ahora lo que me tiene en duda, como puede ser que estos gays sean los primeros en darse cuenta que en ushuaia se podian casar tranquilamente?
    1
En Imágenes
Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María
26 de Septiembre de 2017
Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María