Confían en que el Consejo de la Magistratura accione contra camaristas federales mendocinos

Otilio Roque Romano y Luis Francisco Miret se desempeñaban como juez de Instrucción y fiscal, respectivamente, durante el proceso. Son acusados de haber tenido pleno conocimiento de los delitos de lesa humanidad. La denuncia hecha cuenta con el relato de víctimas de torturas que ahora se convirtieron en testigos.

El Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos pidió la  destitución de los camaristas federales mendocinos Otilio Roque Romano y Luis Francisco Miret. Acusan a los magistrados de no haber actuado durante la dictadura al tiempo que afirman que tenían pleno conocimiento de los crímenes y torturas que se cometían en la provincia. Los magistrados se defendieron públicamente diciendo que la denuncia en su contra está vinculada a la Ley de Medios.

Un texto de 35 carillas fue presentado ante el Consejo de la Magistratura los abogados que representan al Movimiento sostienen que en aquella época, cuando Romano era juez de Instrucción y Miret fiscal, los actuales camaristas “tenían perfecto conocimiento de las gravísimas violaciones de los derechos humanos de las personas que eran detenidas y puestas a su disposición. Han omitido todo control sobre las fuerzas represivas, han permitido la privación y detención de personas que fueron torturadas, otras violadas, bajo procesos que repugnan el derecho penal”.

El texto agrega que “en su condición de fiscal y juez, Romano y Miret, tenían amplísimas facultades y poderes para detener, averiguar todas las circunstancias que les fueron puestas en su conocimiento. Por el contrario omitieron denunciar lo que se les informaba por los detenidos y sólo se preocuparon por la persecución penal contra las personas detenidas”.

Fernando Rule es uno de los denunciantes, porque fue detenido en 1976 en Mendoza, estuvo desaparecido durante varios años y luego fue blanqueado. Sin embargo, durante el período en el que no se conocía su paradero, fue torturado y humillado junto a otras personas que habían sido arrestadas por las fuerzas armadas.

En diálogo con MDZ recordó dos situaciones importantes. “Una tarde-noche de febrero del ‘76 fuimos llevados a la Jefatura de Policía, que funcionaba en la calle Patricias Mendocinas. Estábamos descalzos y semi desnudos, además de muy lastimados por las torturas. Se presentó a tomarnos declaración un hombre que dijo ser el juez Federal Carrizo y que el juzgado se había constituido en esa comisaría por razones de seguridad. Una de estas declaraciones pasó por las manos de Miret, por lo tanto sí tenía conocimiento de lo que sucedió en aquella época”, relató Rule.

La otra situación que recordó fue: “Uno de esos traslados desde el D2 hacia la Jefatura de Policía los hizo el comisario Carlos Rico; todos los que estuvimos ahí lo vimos”. Rico fue subsecretario de Seguridad al inicio de la gestión del gobernador Celso Jaque y tuvo que irse con el ministro del área, Juan Carlos Aguinaga, cuestionado por los organismos de Derechos Humanos, justamente por haber participado activamente en la dictadura.

Volviendo a la presentación contra Romano y Mire, el abogado Pablo Salinas sostuvo que tiene esperanzas “en que el Consejo de la Magistratura le dé curso a la presentación”.
Opiniones (2)
17 de agosto de 2017 | 03:42
3
ERROR
17 de agosto de 2017 | 03:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Eso es lo que hay para molestar a estos jueces, para presionar a favor de la corrupta y delincuente ley de medios. Los K son el cáncer de este país.
    2
  2. son las que dicta Miret en la Facultad
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial