Kirchner aclaró que no se enfriará la economía y Cristina pidió contener la inflación

El presidente Néstor Kirchner salió a aclarar hoy que no se enfriará la economía mientras que la presidenta electa, Cristina Fernández, dedicó gran parte del viaje a Brasil a discutir con el futuro ministro de Economía, Martín Lousteau, herramientas para contener la inflación sin provocar una desaceleración de la actividad.

Kirchner envió así un claro mensaje hacia la futura gestión de Lousteau, quien tendrá el desafío de consolidar el crecimiento económico, que ya alcanzó el 45 por ciento durante los últimos cuatro años y medio.

El futuro ministro de Economía también deberá lidiar con el hasta ahora secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien mantiene hasta ahora el control sobre el INDEC, organismo cuestionado por sus estadísticas.

Según trascendió hoy, la presidenta electa dedicó gran parte del vuelo que hizo a Brasil a discutir con Lousteau las herramientas para contener la inflación sin provocar una desaceleración de la economía.

En esa conversación, Cristina ratificó ante su futuro ministro de Economía que "no hay que aplacar el crecimiento", consignaron fuentes cercanas a la Rosada.

En la misma línea se pronunció el Presidente: "No le tenemos miedo al crecimiento, sí a las recetas neoliberales que nos trajeron dolores de cabeza", afirmó durante un acto en la Casa Rosada, en el cual dio varias pistas sobre lo que piensa su esposa.

Kirchner consideró que la aplicación de recomendaciones neoliberales forman para de "una discusión bizantina que nos ha traído dolores de cabeza muy grandes".

De esta forma, el gobierno salió a frenar de plano versiones sobre un supuesto plan de Lousteau para aplacar el ritmo de crecimiento con el fin de frenar la inflación, y de bajar el dólar a menos de 3 pesos.

Pero esa supuesta iniciativa, que circuló en los últimos días e incluso ganó la tapa de varios diarios, fue desmentida de plano desde el gobierno pero en realidad tiene bases en un plan que el representante argentino ante el BID, Eugenio Díaz Bonilla, elaboró para el gobierno bonaerense.

En este marco, y a menos de 20 días de la asunción de su esposa, el presidente Kirchner pareció comenzar a jugar el doble rol que algunos analistas le adjudican para cuando se aleje de la Casa Rosada: defensor a ultranza del modelo vigente y un participante activo de las decisiones económicas de peso.

Kirchner, acostumbrado a manejar el "día a día" de la economía, volvió a pronunciarse contra el enfriamiento de la economía recomendado por el Fondo Monetario Internacional en su última asamblea anual y por centros vinculados con las políticas neoliberales de los 90.

Durante su mandato iniciado en 2003, el mandatario argentino mantuvo un duro enfrentamiento con el organismo multilateral de crédito, al que señaló como responsable de la crisis económica y social que explotó a finales de 2001.

Cristina Fernández designó la semana pasada como ministro de Economía de su futuro Gobierno a Lousteau, de 36 años, quien defiende ideas productivistas y un tipo de cambio competitivo y estable.

La política cambiaria ha sido una de las claves de la recuperación económica argentina con crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 45 por ciento acumulado en los últimos cinco años y aumento de exportaciones.

El Presidente ratificó la vigencia del modelo con "inclusión, fuertes reservas, desendeudamiento, consolidación del consumo interno y el crecimiento".
Opiniones (1)
21 de agosto de 2017 | 06:45
2
ERROR
21 de agosto de 2017 | 06:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No sé si se va a enfriar o a calentar, lo único que se ve es que como ya ganaron las elecciones no les importa que los precios suban como el de los combustibles.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial