Mendoza y el país, por el resurgimiento de la Verdad

Cada año, la fecha de Navidad encierra en su milenaria simbología el renacimiento de las posibilidades de que vivamos en un mundo mejor. La verdad, en este país, se ha perdido. Brindamos por su resurgimiento.

El cristianismo celebra su fecha más especial. Se trata de revivir una y otra vez el nacimiento de quien vino para fundar valores, objetivos y una forma de relacionarnos entre los seres humanos que excede, inclusive, la propia vida para trascender. La verdad los hará libres, dijo. Y quizá de eso se trate esta encrucijada en que nos encontramos los argentinos.

Así, estos principios contagian a todos los sectores de la sociedad, cristianos o no. En cada Navidad, más allá de toda la cáscara de tradicionales consumos y placeres que la rodea, hay una esperanza que resurge, aunque sea íntimamente, en cada uno de quienes aun no habiendo sido criados en la fe, lo han sido en un país mayoritariamente signado por estos principios fundantes.

La Argentina vive esta Navidad sumida en una turbulencia de ideas que hace difícil conocer cuál es la verdad sobre su realidad actual. Sabemos, intuimos, que gran parte de lo que dice nuestra clase dirigente es mentira, cuando no ocultamiento. Nos mienten sobre la inflación, o sobre la pobreza, sobre las propias medidas que toman, tanto como sobre el país real. Son progresistas ricos –enriquecidos- que dicen trabajar por los pobres aunque la educación y la salud son cada vez peores, y la distribución del ingreso es igual a los ‘90. Nuestro ambiente político, económico y social sufre un clima de tensiones; somos empujados obligatoriamente a tomar partido por unos u otros, bajo amenazas diversas que hacen que hasta el aire que respiramos se sienta espeso y condicionado.

La única verdad que existe es la construida por el poder. La verdad para los Kirchner es la que ellos dicen, crean o instalan. Por eso no quieren medios independientes en el país. Peligran contra su versión de la realidad.

En nuestra Mendoza la situación no es mejor. También nos hemos acostumbrado a la mentira cotidiana, al ocultamiento. Para muestra basta un botón. En los últimos días, recibimos en MDZ On Line llamadas de importantes actores de la industria madre de Mendoza. Pedían atenuar, o no publicar, una nota absolutamente verídica sobre fraudes y uso de sustancias prohibidas por parte de algunas empresas del sector. Aparentemente preferían esconder la mugre bajo la alfombra, antes que dejar al descubierto a los que cometen los delitos ya verificados por los organismos de control. Una estrafalaria manera, en nuestra modesta opinión, de proteger los intereses de los mendocinos. La verdad, decían, podía afectar a todos.

Otro ejemplo vernáculo. Sabemos que el presupuesto es deliberadamente mentiroso. La ley más importante de la provincia, necesaria para distribuir los recursos y los gastos que afectan la vida de cientos de miles de mendocinos simplemente no es verídica. El gobierno dice que gobierna, entonces, sobre la base de números que no son reales. Dentro de un año, Celso Jaque estará una vez más pidiendo permiso para endeudarse y cumplir con las cuentas del Estado, porque el presupuesto no es real.

Claro está que las mentiras duran poco, hasta que las autoridades sanitarias de un gobierno extranjero deciden que no tienen por qué aceptar las picardías argentinas o peor aun, como en este año que termina, hasta que al gobierno se le acaba la plata y llega la hora de la verdad.

La verdad después de la mentira es más dolorosa y más difícil de enfrentar. Esto es lo que los argentinos no parecemos entender.

Hace pocos días ha ocurrido un hecho inédito en la política mendocina. El Gobierno denunció que un grupo económico lo extorsionaba. Una verdad dicha muchas veces a medias voces se amplificó con todo su poder en la palabra del Secretario General de la Gobernación, pronunciada en la Legislatura, y aparentemente dio por terminada una fructífera alianza de intereses. Fue la secuela de otra larga serie de mentiras.

Con la esperanza que nos brinda a los cristianos y a los no cristianos el festejo de la Navidad, hacemos votos para que este sea un paso real para que los mendocinos empecemos a hablar con la verdad y muchos asuntos ocultos salgan a la luz.

Esta noche muchos comprovincianos van a festejar con lo mínimo o sin nada, y –infinitamente peor- con la angustia de un futuro incierto. Especialmente por ellos, todos nosotros estamos obligados a la verdad.

Parecerá utópico. Pero éste es el milagro que esperamos de la Navidad.

Felicidades para todos.
Opiniones (10)
20 de agosto de 2017 | 02:01
11
ERROR
20 de agosto de 2017 | 02:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Si la iglesia católica dijera toda la verdad, dejaría de existir como tal. Si los judíos dijeran toda la verdad, dejarían de existir. Si los musulmanes dijeran toda la verdad, dejarían de existir. Si los gobiernos de cualquier país dijeran la verdad, dejarían de existir como paises. Si las empresas dijeran la verdad, quebrarían. Si los profesionales dijeran la verdad, no podrían ejercer su profesión. Si el periodismo dijera la verdad, desaparecerían como medio de comunicación. Si las personas nos dijéramos la verdad de lo que pensamos las unas de las otras, estaríamos en guerras permanentes. Lo único que mantiene funcionando al mundo es la hipocresía y la mentira, a veces, con suerte, alcanza con ocultar la verdad, pero casi siempre es la mentira. Vean las vidrieras en estas épocas y verán mentirar por todos lados. Prendan la televisión y vean las tandas publicitarias, todas mentiras. Es muy bonito el mensaje que quieren dar, pero es mentira.
    10
  2. las mentiras interesadas, son precisamente ustedes los que eligen que difundir, ESE ES SU DESAFIO
    9
  3. pero los curas son los mayores asesinos que hay!! que de verdad creen que el pueblo argentino tiene tan mala memoria!!! yo soy catolica porque creo en dios pero en los curas son la mayor hipocrecia que hay !!! dicen que el preservativo no previene el sida cuando esta confirmado cientificamente que SI!!!! no quieren que se de clases en las escuelas de educacion sexual, cuantos le arruinan la vida al joven y al bebe que viene en camino porque ese chico no esta preparado prara cuidarlo!!! y ni hablar de la epoca de la dictadura !!!!! fueron y son los mayores complices o diganme porque ningun cura sale a hablar del este tema, le daban el cuepo de dios y los militares librados de todo culpa y cargo!!!!
    8
  4. EXCELENTE EDITORIAL, MIS FELICITACIONES A SU AUTOR Y FELICIDADES AL RESTO DEL EQUIPO. LA VERDAD SEA DICHA MIS QUERIDOS COMPROVINCIANOS, NO IMPORTAN LAS COSECUENCIAS, QUE SIEMPRE VAN A SER MEJORES QUE EL RESULTADO DEL ENGAÑO Y LA MENTIRA.
    7
  5. dejar de lado celebraciones basadas en cuentos paganos y no en verdades, que lo único que hacen es fomentar un sistema de consumo material. La verdad no debe resurgir, la misma esta presente...y nos rodea todos los dias. Lo que hay que hacer es destapar, vendas y muchas... Un mundo mejor se puede (o se debe) construir todos los dias...no una vez, y a fin de año, esperando encontrar "posibilidades" para hacerlo. La verdad es lo único que nos hará libres, en ese concuerdo.
    6
  6. No es casual que Michel de Montaigne haya escrito: "La palabra es mitad de quien la pronuncia y mitad de quien la escucha". Las palabras le pertenecen de igual manera a ambas partes en diálogo, cuando la escucha es atenta y educada, cuando se respeta al otro, cuando hay voluntad de encuentro. En las palabrasnos encontramos: nos unen y nos llevan al intercambio, a la relación, al encuentro; de la misma manera que nos hacen sentir, apreciar, ver, y crecer. En la actualidad cualquiera dice cualquier cosa, el asunto es decir,pronuciar palabras mientras mas vacías de contenido mejor, palabras hirientes,palabras que solo ocupan espacios en los medios y luego se trasladan a nuestra vida cotidiana con total impunidad, fuera de contexto, quitándole sentido a la vida diaria, para transformarla en una especie de eco de un espejismo. LA VERDAD
    5
  7. Sincera, neutral, reflexiva es ésta nota, agradezco y felicito a la redacción. Los principios Cristianos se basan exclusivamente en LA VERDAD, cuando aprendemos avivir con ella se hace mas fácil la vida, por ende si los Gobiernos, los comunicadores y todos los actores (públicos y privados) actuasemos así viviriamos en Paz y con los pies sobre la tierra. FELICES FIESTAS
    4
  8. feliz navidad amiguitos.. este año los putié mucho porque ponían cada cosa que Dió mío.. pero siguen ahí.. en los preferidos.. y feliz navidad a los que les toca laburar esta noche y los que están lejos de su familia..
    3
  9. Verídico, sombrío pero que alienta a no perder las esperanzas.
    2
  10. ... y no en la Natividad del Señor que es lo que festejamos hoy. De todas maneras, se entiende y agradece el saludo
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial