La peor noticia de fin de año: ser víctimas del "fuego amigo"

Todavía hay energúmenos que disparan al aire para celebrar la llegada de la Navidad o del año nuevo. Una práctica absurda que persiste y que deja en el mundo miles de personas heridas. O que, directamente, nos deja sin ellas.

Los diarios de los días posteriores a las fiestas de fin de año son previsibles: tragedia luego de manejar alcoholizados, quemados por al pirotecnia y heridos por balas lanzadas al aire.

Aunque parezca irreal, esto último sucede aquí, aunque pocas veces suele dimensionarse el fenómeno. Es producto de una tradición tan vieja como absurda que une tras de sí al hampa y a las fuerzas de seguridad.

Sólo basta tener un arma de fuego al alcance de la mano, ya sea “para defenderse de la inseguridad” o bien para ser parte de ella. Cuando la radio a todo volumen lanza la sirena que notifica que “ya son las doce”, la empuñan y, sumergidos en los vahos del último choque de copas, arremeter a tiros contra el cielo.

La venganza superior es dramática, pero casi nunca vuelve contra quien dispara. Cuando una bala sale con toda su fuerza contra las nubes, baja, vuelve –maldita ley de la gravedad- y con más velocidad e imprevisibilidad.

En el mundo, para estas fechas, se cuentan por miles las personas que las recordarán como el momento más trágico de su vida. Ya sea por un choque, una quemadura, un balazo.

Cada vez con mayor contundencia, los expertos en accidentología cuestionan la “accidentabilidad” de estos hechos. La cuestión es así: ¿realmente puede considerarse un accidente, una casualidad, una eventualidad un hecho cuya letalidad es machacada constantemente por los medios?

En el caso de las balas tiradas al aire que se pierde y hacen que algún anónimo vecino resulte víctima del “fuego amigo” navideño, el tema empieza a cobrar espacio en las agendas de Latinoamérica.

En Centroamérica, por ejemplo, la incidencia de las balas perdidas en la pérdida de vidas para Navidad y Año Nuevo es tan grande, que los hospitales deben prepararse especialmente para esta ocasión.

Pero en Colombia, en donde el problema se hace extensivo a lo largo del año por la permanencia del conflicto armado y por la disponibilidad de armas de fuego existente, ya se habla de que debe investigarse y judicializarse quién originó el disparo que terminó o bien truncó alguna vida.

Hay buenas noticias para este boletín: un informe del Instituto de Seguridad Pública (ISP), señaló en Río de Janeiro que este año cayó en 25,3 por ciento la cifra de víctimas de balas perdidas, lo que representa 35 menos que en 2008. Pero eso se logra con una interacción de cosas que no siempre se hacen en la Argentina.

Por ejemplo, registrar en los hospitales el presunto motivo, calibre, circunstancia del balazo; plasmarlo en estadísticas que, compartidas con la justicia, permitan dimensionar e investigar este tipo de hechos que, por lo general, son tomados como fortuitos. Y hasta allí se llega.

Pero, además, con una fuerte promoción de la no tenencia –bajo la real, aunque absurda presión de la inseguridad- de armas de fuego a nivel doméstico. Meterle balas a las balas sólo da resultado en algunas películas de Clase B.

Los efectos no son cuantificables en frías estadísticas. El impacto en las personas que son lesionadas y en sus familias, es atroz y resulta un fuerte condicionante para su futuro. La psicóloga venezolana Adriana Gioni lo explica con mejores palabras: "Las lesiones por armas de fuego son eventos extraordinarios rápidos y dramáticos, que perturban la vida cotidiana de quien lo recibe, por eso originan consecuencias negativas como pérdida de vidas humanas, lesiones físicas o daño moral que provocan sufrimiento. Las consecuencias psicológicas suelen permanecer en muchos de los casos como huellas permanentes en la mente de quien lo vivió".

Hoy, el desafío está planteado y es desterrar una práctica tan irresponsable como inconducente, como lo es disparar al aire para festejar.

Opiniones (11)
18 de noviembre de 2017 | 03:48
12
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 03:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Qué poco perspicaz. La nota no fue "levantada" del diario. Mucho menos debido a tus comentarios, jajaja. La nota pasó a la sección Sociedad, en donde van las notas del área cuando cumplen determinado tiempo en la home. Si querés seguir leyendola, hacelo desde el sumario de Sociedad. O mejor: te paso el link: http://www.mdzol.com/mdz/nota/180086
    11
  2. Conte no sabés leer
    Si leés como corresponde verás que claramente reprocho los disparados a todo lo que no sea cartones en forma de blanco. Pero claro mejor contestar con la horizontalidad que caracteriza a los políticos y bajar la nota del diario.
    10
  3. Todas las armas ilegales, aun las de los delincuentes, antes fueron legales. Se las roban a los legítimos usuarios o los no tan legítimos, se les pierden, o bien -como hemos visto este año en numerosas noticias- ellos mismos las alquilan o venden. Usted sigue sin entender nada: estamos hablando de balas perdidas de los energúmenos que disparan al aire. ¿Usted los defiende? No cambie de debate, quédese en el que propongo en la nota.
    9
  4. La columna me pareció muy interesante porque pone en evidencia la desgracia de padecer un "accidente" en estas épocas al disparar un arma al cielo. Lo del plan canje fue muy bueno y un ejemplo para el país, pero eso no está en la discución de esta nota, por lo tanto chuqui a otro lado con tu resentimiento. Bravo Gabriel, fuites un gran funcionario público y ahora sos un muy buen periodista.
    8
  5. Aclaración
    Sr. Conte para que le quede algo claro, porque como solo lector de títulos quizá no me se expresar, rechazo firmemente a los delincuentes en general y a los que disparan al aire en especial. Quiero que reciban el castigo que se merecen por ello y quiero que se forme una investigación en cada caso para encontrar al culpable y no que el estado les provea la forma de eliminar las pruebas del delito. Lo dejo en paz y me retiro a leer otros títulos. CHECHO no CHACHO.
    7
  6. Sobre las impresiones en salud
    Sr. Conte sobre su expresión: "no se llevan estadísticas en salud, sólo impresiones". No son correctas debería saber por su paso por el Ministerio de Justicia y Seguridad, que todos los heridos de armas de fuego son reportados a la autoridad judicial del lugar y por cada caso se inicia un expediente penal. Los cuales hasta dónde se no son IMPRESIONES, y por tanto se pueden cuantificar y ser objeto de estadísticas.
    6
  7. Plan canje
    Interesante sería poder explicarle a los familiares de los muertos por delitos cometidos con armas de fuego, como los casos de disparos al aire con las mismas, que los casos no se pueden resolver porque por ejemplo políticos como hizo usted en su momento, fomentan los planes canje dónde se PAGAN por la entrega de armas de fuego SIN VERIFICAR SI ORIGEN y se las DESTRUYE sin periciar. Oseasi soy un delincuente y si tengo un ARMA utilizada por un homicidio, en lugar de pensar como deshacerme de ella para destruirla como prueba, puedo recurrir al ESTADO el cual me va a pagar DINERO por encargarse de DESTRUIR una de las más importantes PRUEBAS del delito... todo sin preguntar nada. Sr
    5
  8. Complemento referido directamente a la nota
    Si lo que quiere es una referencia directa a la nota, simplemente acoto que todo Legítimo Usuario de arma de fuego, sabe y tiene conocimiento de la forma y lugares para el uso de las mismas. Son "en general" los delincuentes los que le dan un uso distinto. Es totalmente tendenciosa su expresión "fuego amigo" y no menos la de "Sólo basta tener un arma de fuego al alcance de la mano, ya sea %u201Cpara defenderse de la inseguridad%u201D." El problema no son las armas de fuego el problema son las personas que las manejan, si quiere estadísticas las tiene al alcance de la mano, hay demasiado más muertos por armas blancas (primero en la lista los clones de tramontina serrucho) y por accidentes de tránsito... Las personas y sus conductas son las causantes de las desgracias y no los objetos inanimados. Si los energúmenos no tienen armas de fuego, tiran piedras, meten pirotécnia en botellas o latas, o salen a conducir en estado de ebriedad... Si ud cree que el problema son las armas de fuego dígame si la gente que vive en países con prohibición de armas de fuego para civiles... o solo se mueren de viejos...???
    4
  9. Sr. Conte
    Demuestre que al menos es un lector de títulos y vea que mi nik es Checho y no Chacho. Ud es una persona que ha causado un gran daño a la investigación penal judicial es es mi ámbito laboral por medio de fomentar la destrucción de armas sin pericias previas. Pero claro ud es político y yo lector de títulos.
    3
  10. Con su comentario queda en evidencia que usted pregunta por prejuicio y no por sana curiosidad. Si hubiese leido la columna, se daría cuenta del por qué y no preguntaría absurdamente lo que pregunta: no se llevan estadísticas en salud, sólo impresiones. Esa misma cadencia prejuiciosa debe haberlo inundado cuando comentó acerca del Plan Canje de Armas: n o tiene idea de lo que está hablando, discúlpeme. Debato con personas con quienes se pueda hacerlo a fondo y no con lectores de títulos...y nada más. Por culpa de estas superficialidades nos aquejan todavía tantos males en el país.
    2
En Imágenes
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia