Deportes

A la Selección Argentina, lo único que le queda es la esperanza

Luego de unas eliminatorias para el olvido, después de un funcionamiento colectivo muy bajo y posterior a un rendimiento individual pésimo, parece ser que para el combinado de Maradona, sólo la esperanza es el verdadero respaldo que mantiene la ilusión de un nuevo título mundial.

“Argentina es candidata al ganar el Mundial”. Frase  que se ha reiterado cada cuatro años, a lo largo de la historia de los mundiales. Y de cara a Sudáfrica 2010, no es la excepción. A pesar de los magros resultados y los delgados rendimientos individuales y colectivos, la selección es candidata y hasta el día anterior al inicio del Mundial, seguirá ostentando ese título.

Sin dudas a esta altura es llamativo pensar ¿por qué sigue siendo candidata?, si cada partido que enfrenta la Argentina, sufre por el rival, por los jugadores, por el funcionamiento, como en el último partido ante Cataluña, donde el elenco Albiceleste cayó por 4 a 2 y volvió a dejar una imagen pálida que despierta más dudas e inseguridades.

Está claro que la ilusión siempre está presente. La mística que ha envuelto todo estos años a la Selección Argentina es demasiada densa y contundente, como para que sea borrada así como así, además de la argentinidad al palo.

A meses del inicio de la máxima cita futbolística, parece ser que el único respaldo que existe para que el seleccionado levante la preciada copa, es la mística.

En el análisis, cuando se indaga algún argumento futbolístico, real o tangible, de que la selección pueda tener un exitoso mundial, no aparecen. Lo peor, es que después de cada partido, esas evidencias parecen estar cada vez más lejos de figurar.

Por lo tanto, queda en soledad la mística Albiceleste, esa que fue construida en su totalidad por el astro Diego Maradona, actual conductor del equipo.

Igualmente, hay quienes se aventuran más y observan otros signos que llegan desde 23 años atrás. Las coincidencias con el Mundial México 86, etapa en donde Maradona se recibió de “Dios”.

El factor Maradona es la principal combinación y de ahí se desgranan las demás. Que la Selección se clasificó sufriendo ante el mismo rival, Perú. Que tocó un grupo con rivales que han marcado la vida futbolística del Diego. Pero sobre todo, que la Selección tiene a la figura del momento a nivel global, Lionel Messi, mientras que en aquella época era Maradona.

Podrán ser vagas, sin sentido o simplemente casualidades, pero son las motivaciones, que junto con la mística, mantienen con fe a los fieles seguidores de la Selección.

Sin dudas, hay gente que piensa en “ver para creer” y el equipo no exhibe suficiente material de juego para creer en ella como candidata. Pero también hay gente que confía en la fe y en la mística, recursos que la argentina mantiene y que la posiciona entre las favoritas.

Dos bandos que son igualmente rescatables y que poseen su verdad a la hora de juzgar a la Selección Argentina.

Pero más allá de esto, la única verdad parece ser la esperanza, esa sensación que es lo último que se pierde.

La Selección de Maradona puede o no jugar bien, puede o no ser candidata y podrá o no volver al juego que enamora a todos los amantes del fútbol, en cualquiera de esas realidades, la esperanza de que Argentina se coronará en el próximo Mundial, siempre estará. Ese es el único sostén seguro de donde aferrarse. Esa es la única verdad.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (1)
2 de Diciembre de 2016|19:20
2
ERROR
2 de Diciembre de 2016|19:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. lo unico ue nos queda es la esperanza y encima tenemos a diego en el banco...cada vez es menor la esperanza...
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016