Deportes

Soñaba con ser periodista y terminó siendo barra brava

Martín Gonzalo Acro, conocido en la tribuna como Gonzalo, en 1999 se recibió de periodista deportivo. Pero esa profesión la dejó de lado cuando creció de grado en Los Borrachos del Tablón”. Mano derecha de Adrián Rousseau, viajó al último mundial de Alemania.

Martín Gonzalo Acro, antes de ser una de las figuras claves de Los Borrachos del Tablón, soñaba con ser periodista deportivo. Por eso, en el año 1995 se inscribió en la escuela Deportea y se recibió sin problemas en diciembre de 1999. En esos tiempos, según pudo confirmar Télam, anhelaba conducir un programa partidario de River Plate.

Pero a la vez ya estaba muy cerca de Los Borrachos del Tablón y entabló un vínculo muy estrecho con Adrián Rousseau, uno de los líderes de ese grupo violento.

Cuando la barra de River no sufría divisiones, Acro pasó en poco tiempo de ser un segunda línea en la interna de Los Borrachos del Tablón para convertirse en uno de los líderes.

Tanto fue así, que fue contratado por el club River Plate como empleado de mantenimiento, con un sueldo que se acercaba a los 6.000 pesos por mes, según le aseguraron a Télam fuentes de la entidad de Núñez.

El año pasado fue uno de los integrantes de Los Borrachos del Tablón que viajaron al mundial de Alemania y, en Munich, donde se hospedaron los violentos, era uno de los que organizaba los traslados hacia las distintas sedes donde se presentaba el seleccionado argentino, que dirigía José Pekerman.

También Acro fue uno de los barras de River que en el viaje en avión hacia Alemania, en un vuelo de Aerolíneas Argentinas, protagonizaron un verdadero escándalo (se robaron todas las bebidas alcohólicas), que terminó cuando el comandante del vuelo amenazó con bajarlos a todos en San Pablo.

Pero el 11 de febrero todo cambió, porque ese fue el famoso día que los barras de River se pelearon en los quinchos, donde quedó bien evidenciado la división en Los Borrachos del Tablón: por un lado estaban Alan y William Schlenker y por el otro Rousseau y Acro.

Ese día, testigos del hecho, le relataron a Télam que Acro le propinó una feroz golpiza a William Schlenker, en un “mano a mano”, que después desencadenó el tiroteo.

Después de esos sucesos Acro fue despedido como empleado de River y el presidente de la institución de Núñez, José María Aguilar, lo suspendió como socio del club y se le aplicó el derecho de admisión, por lo cual tuvo que soportar la prohibición de ingresar a la cancha.

En el torneo pasado hubo otro enfrentamiento entre barras de River, que derivó en dos heridos graves de arma blanca. Ambos pertenecían al grupo de Palermo, una tercera columna de la barra millonaria.

Estos hechos ocurrieron al finalizar, en el estadio Monumental, un encuentro entre River e Independiente y ese día el grupo de Adrián Rousseau y Acro recuperaron la bandera Argentina que tenía la leyenda Los Borrachos del Tablón y que fue el estandarte de los violentos en el mundial de Alemania.

El estado de salud es desesperante y los médicos creen que sólo un milagro podría salvar su vida. Por eso las voces de venganza suenan fuerte en Núñez, donde el temor ya se apropió de propios y extraños.

Por Carlos Juvenal - Télam
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|15:39
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|15:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic