Deportes

El mundo rendido a los pies de Lio Messi

El astro del Barcelona y el seleccionado argentino, Lionel Messi, recibió hoy el premio "Jugador Mundial de la FIFA 2009", por el que compitió con Xavi, Iniesta,Kaká y Cristiano Ronaldo.

Se confirmó de manera oficial lo que todo el mundo sabía. Leo Messi fue proclamado mejor jugador del planeta por la FIFA. El argentino recibió en Zurich el trofeo FIFA World Player, que viene a confirmar que no hay quien le tosa cuando tiene el balón en los pies.

'La Pulga' consigue de esta manera culminar el mejor año de su vida en el aspecto profesional. Al histórico pleno de títulos logrado con el Barcelona deben sumarse las múltiples distinciones individuales logradas por Leo. Mejor jugador de la Champions 2009, mejor jugador del Mundialito, Balón de Oro y, por fin, FIFA World Player.

Un premio que supone un reconocimiento a su trabajo, un orgullo para el barcelonismo y un motivo de satisfacción para todos los que podemos seguirle semana a semana en la Liga.

Messi, velocidad, desequilibrio y gol para ganarlo todo


Los inicios del astro argentino no fueron nada sencillos, pues un problema hormonal afectó a su crecimiento y a punto estuvo de truncar su ahora brillante carrera futbolística. Fue el FC Barcelona quien vio en él un gran futuro y apostó por aquel 'loco bajito', 'La Pulga', como le puso su primer entrenador en el Potrero.

Sin embargo, el tratamiento recibido anuló el problema de aquel niño que no se arrugaba ante chicos mayores y que, con la formación en La Masia del club blaugrana, primero, y la experiencia adquirida en todas las categorías del club hasta debutar con el primer equipo, después, han hecho de Messi un jugador 'de oro'.

Aúna velocidad, desequilibrio y gol, sus características más fuertes y que en muchas ocasiones pone en juego a la vez para conseguir goles estratosféricos, como el conseguido ante el Getafe, en Copa del Rey, en el que emuló a su ídolo Diego Armando Maradona y su gol ante Inglaterra. Su rapidez y fortaleza, pese a los 169 centímetros de estatura, hace que sea muy complicado derribarle una vez inicia la carrera.

Sin duda, el hecho de coincidir con grandes futbolistas en el Barcelona, como Xavi o Iniesta, ha contribuido a que con el tiempo se haya convertido también en un buen asistente, siendo más completo como jugador. Ya sea en la banda o en la punta del ataque, es un problema constante para las defensas rivales por su movilidad y agilidad con o sin balón.

Su primer gol como barcelonista llegó en 2005, el 1 de mayo y contra el Albacete, cuando se convirtió en el jugador más joven de la historia del Barcelona en marcar en un encuentro de Liga. En cuanto a su debut, fue ni más ni menos que en un derbi catalán contra el Espanyol, el 16 de octubre de 2004, que acabó con victoria blaugrana.

La temporada 2005-06 fue la de su explosión como jugador del primer equipo, después de un gran debut en el trofeo Joan Gamper contra la Juventus. Se exhibió en campos como el Santiago Bernabéu, en un partido que acabó 0-3, o Stamford Bridge, en los octavos de final de la Liga de Campeones contra el Chelsea. Una lesión muscular le dejó fuera en el tramo final de la competición. Messi jugó un total de 17 partidos de Liga, 6 partidos en la Liga de Campeones y 2 en la Copa del Rey, donde marcó 8 goles.

A partir de aquí, la evolución del argentino fue meteórica, aumentando su protagonismo temporada tras temporada, así como su número de goles y asistencias. Estuvo a la sombra de grandes jugadores, sobre todo de Ronaldinho, pero con la marcha del brasileño al Milan por su pobre rendimiento, su amigo Messi fue quien cogió las riendas del equipo y lo volvió a llevar hasta la senda del triunfo.

De hecho, ya forma parte de la historia blaugrana, pues el 1 de febrero de 2009 fue el autor del gol número 5.000 en Liga para el FC Barcelona, tanto anotado con su pierna menos buena (la derecha) en el estadio de El Sardinero frente al Racing de Santander.

Tras ganarlo todo a nivel individual y de clubes, la única espina que todavía sigue clavada en la piel de Messi es la selección argentina, ya que en su país habitualmente le acusan de no alcanzar con la albiceleste el excelente rendimiento que muestra con el Barcelona. El Mundial de Sudáfrica se presenta como la gran oportunidad de convencer a sus compatriotas, los únicos que todavía desconfían de su extraordinaria calidad.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|16:02
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|16:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016