Deportes

Un genio "dífícil": Bernd Schuster cumple 50 años

El alemán pertenece a los pocos astros del fútbol que nunca participaron de un Mundial. Sin embargo, Schuster fue parte de lo más selecto del fútbol español, estuvo no sólo en el Barcelona, sino también en el Real Madrid y el Atlético de Madrid. El jugador consiguió tres títulos de la Liga y seis Copas del Rey durante sus 13 años.

Cuenta la leyenda que incluso los delincuentes se acobardaron ante Bernd Schuster. En 1981 el alemán jugaba para el Barcelona y su fama de buscapleitos lo precedía. Por eso fue su compañero de equipo Enrique "Quini" Castro el que sufrió un secuestro entre los catalanes y no Schuster.

"A ése no lo soporta nadie", habrán pensado los delincuentes. Sin embargo, Uli Stielike tiene otro recuerdo del joven Schuster. "Él era reservado, casi tímido", según rememora su ex compañero sobre su primer encuentro.

Con la edad Schuster entró en razón. "La confrontación estuvo casi siempre mal. Lo importante era que me hicieran asumir la responsabilidad. Que me elogiaran, pero también que me frenaran", dijo a "Der Spiegel". Este martes 22, el padre de cinco hijos, que hace cuatro años está en pareja con una española, festeja su cumpleaños número 50.

El alemán pertenece a los pocos astros del fútbol que nunca participaron de un Mundial. Sin embargo, Schuster fue parte de lo más selecto del fútbol español, estuvo no sólo en el Barcelona, sino también en el Real Madrid y el Atlético de Madrid. El jugador consiguió tres títulos de la Liga y seis Copas del Rey durante sus 13 años como profesional en la península ibérica.

Un tiempo de aprendizaje en el Hammerschmiede Augsburgo, el Augsburgo y dos años en el Colonia en la Bundesliga le alcanzaron para consolidar su reputación de figura ascendente. Poco antes de la Eurocopa 1984 Schuster dejó la selección tras una pelea con el entrenador de ese entonces, Jupp Derwall. "Sólo tuve problemas con los técnicos que no tenían personalidad", recordó. El Mundial de España 82 se lo había perdido por una lesión.

Lo que parecía tan fácil como jugador se hizo duro como entrenador. Después de pasar por dos equipos de segunda clase como el Fortuna Colonia o el Deportivo Xerez, en 2007 llegó hasta al Real Madrid y alcanzó el máximo honor. "Si uno quiere ser la estrella como entrenador y hacer la música, no sale bien", consideró.

Después de 519 días, dos títulos y un conflicto con la dirección del club, Schuster fue despedido. Recientemente el alemán, que trabaja ahora como experto para la televisión, compitió con una empresa argentina para adquirir al Deportivo Xerez.

Que Schuster sea visto como contradictorio hasta el día de hoy tiene que ver también con su mujer Gaby, conocida por su brutal capacidad negociadora en un ámbito masculino.

En los años 80, los jugadores que eran representados por mujeres seguras de sí mismas eran una extravagancia molesta. Gaby, separada de Schuster desde hace muchos años, habría demandado un millón de marcos para la participación de su marido de entonces en México 86, algo a lo que se negó la federación alemana de fútbol (DFB). Así, Schuster se quedó sin poder darse el gusto de decir presente en un Mundial.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|12:46
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|12:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic