Sólo el 20 por ciento de los jóvenes utiliza anticonceptivos en su primera vez

Los especialistas coinciden en que la falta de control razonable es interpretada como desamor por los hijos y advierten a los jóvenes cuidarse tanto en las vacaciones como a la vuelta de las mismas. "Muchos adolescentes pueden tener su primera experiencia sexual en esta época del año", sostienen.

Uno de cada cinco embarazos adolescentes ocurre en el primer mes de iniciadas las relaciones sexuales, cifra que no resulta llamativa si se tiene en cuenta  que apenas el 20 por ciento de los chicos utiliza un método anticonceptivo la primera vez.

El aporte de madres menores de 20 años al total nacimientos en 2007 fue del 16 por ciento, mientras que el 12 por ciento de las jóvenes sexualmente activas se embarazó alguna vez, según distintas estadísticas de consultoras.

En este marco, los especialistas advierten a los jóvenes cuidarse tanto en las vacaciones como a la vuelta de las mismas.

"Éste es el momento ideal para realizar la consulta con el ginecólogo y decidirse por un método anticonceptivo y de prevención de infecciones de transmisión sexual. El entusiasmo debería ser acompañado de la conciencia sobre el propio cuidado y el del otro", afirmó Andrea Gómez, psicóloga especializada en sexualidad, miembro del Comité de Desarrollo del Centro Latinoamericano Salud y Mujer (CELSAM).

Con la llegada del verano y las tan ansiadas vacaciones surgen nuevas rutinas, horarios y actividades, especialmente para los más jóvenes que disfrutan desde la mitad de diciembre del  cese escolar.

Pero esta nueva agenda enfrenta a los padres la necesidad de marcar pautas y estrategias para que sus hijos adolescentes disfruten el verano sin cometer excesos que los pongan en  riesgo.

"Muchos adolescentes pueden tener su primera experiencia sexual en esta época del año y no siempre llegan a esta instancia conociendo los métodos anticonceptivos y de prevención de las infecciones de transmisión sexual", sostuvo Gómez.

Según datos de esa ONG, el 62 por ciento de las mujeres argentinas se inician sexualmente en la adolescencia.

El 11 por ciento se inicia antes de los 15 años y la mitad entre los 16 y 19.

A la hora de mantener una relación sexual, la amplia mayoría (el 80 por ciento) de los adolescentes no utiliza ningún método anticonceptivo la primera vez.

Frente a este panorama podría entenderse por qué uno de cada cinco embarazos adolescentes ocurren en el primer mes de iniciadas las relaciones sexuales y uno de cada dos en los primeros 6 meses.

Gómez pone especial énfasis en el rol de los padres y afirma que esa función "no puede tomarse vacaciones"•

En ese sentido, flexibilizar horarios está bien, pero el equilibrio y la moderación son la clave, dice.

Las horas de descanso, la alimentación adecuada y la limitación de las horas de Internet o videojuegos también  resultan imprescindibles. Tanto como estar presentes y atentos de las acciones de sus hijos; saber dónde y con quiénes van a salir; llevarlos hasta el lugar; ver en qué condiciones llegan los chicos y chicas de un baile o una fiesta; e irlos a buscar o abrirles la puerta puesto que "ayudan a detectar el uso de alcohol y otras sustancias".

Recordar el valor de la palabra "no" como el límite cuidadoso  y amoroso de un adulto que piensa, evalúa y decide en función del bien de su hijo o hija, es otra herramienta que no deben  descuidar los padres, según Gómez.

Los especialistas coinciden en que la falta de control razonable es interpretada como desamor por los hijos.

"Antes de salir de vacaciones es conveniente que las adolescentes realicen una consulta con la ginecóloga de confianza, para que el profesional le explique cómo cuidarse y elegir el método más adecuado para cada una", señaló la especialista del Celsam.

Y explicó que las pastillas tienen una alta eficacia anticonceptiva: "Si el médico las ha indicado, son un excelente método de prevención y permitirán, a su vez, tener un escaso o nulo sangrado menstrual, aportando comodidad para las actividades vacacionales".

Es recomendable -afirmó Gómez- que tanto las chicas como los chicos lleven preservativos, tengan o no decidido tener  relaciones sexuales.

"Si surge la posibilidad de un noviazgo, es posible que éste sea fugaz o se extienda lo que duran las vacaciones, y no siempre habrá tiempo para realizar análisis médicos a fin de conocer la salud del compañero", comentó.

Por eso, los y las jóvenes no deberían sentirse obligados o presionados para tener relaciones sexuales.

"Esto debe ser una decisión personal, profunda y segura. Nadie debe obligar a una persona a hacer algo que no quiera", apuntó la psicóloga.
Opiniones (0)
18 de noviembre de 2017 | 17:04
1
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 17:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia