Deportes

Cataluña, un ejemplo de cuando la politica inunda al deporte

Es cierto que existen demasiados casos en donde la política utilizó al deporte como salida en situaciones complicadas, pero Cataluña es otro claro ejemplo de una región que busca ser reconocida como independiente y canaliza sus deseos a través de estas actividades sociales.

Es cierto que existen demasiados casos en donde la política utilizó al deporte como salida en situaciones complicadas, pero Cataluña es otro claro ejemplo de una región que busca ser reconocida como independiente y canaliza sus deseos a través de estas actividades sociales.

A lo largo de la historia, el fútbol -principalmente- sirvió para dirimir enfrentamientos bélicos, para sellar acuerdos de paz y, salvando sus distancias, para demostrar una cuestión de orgullo entre países "rivales".

Pero lo que ocurre en Cataluña, en el noroeste de España, es un poco más singular. Es una comunidad autónoma considerada como nacionalidad, y formada por las provincias de Barcelona (su capital), Gerona, Lérida y Tarragona.

Con más de 7 millones de habitantes, Cataluña -entre otras cuestiones- posee la economía más importante entre las comunidades autónomas, superando al País Vasco, Navarra y la Comunidad de Madrid.

Si bien a partir de 1977 la Constitución Española le otorga a Cataluña la capacidad de autogobierno en algunas materias, la lucha política por su independencia y consideración dentro de la Unión Europea no cesa.

Desde hace tiempo, los catalanes vieron al deporte como un lugar donde reafirmar sus ideas de independencia, ya que creen que pudiendo competir como una selección apartada de la española serían reconocidos en todo el mundo. Y el fútbol es el órgano más representativo.

La Federación Catalana de Fútbol (FCF) solicitó muchas veces su ingreso como miembro de la FIFA y del Comité Olímpico Internacional (COI), aunque siempre le fue negado.

Es por esa razón que la selección absoluta catalana no puede participar en torneos oficiales y sólo disputa partidos amistosos a nivel internacional, siempre y cuando sean aprobados por la Real Federación Española de Fútbol.

La salvedad es que participa en las categorías inferiores de las competiciones oficiales que organiza la Real Federación y desde 1999 la selección catalana amateur disputa la Copa de las Regiones de la UEFA, un certamen creado en 1998 que ya fue ganado por las regiones del País Vasco, y Castilla y León.

Pero la Selección de Cataluña sufrió muchas modificaciones desde su creación en febrero de 1904 y actualmente la integran jugadores que hayan nacido en la comunidad autónoma o residido la mayor parte de su vida en ella.

Durante sus primeros años de vida, la Selección catalana disputó amistosos con otras regiones españolas y extranjeras, hasta que el 21 de febrero de 1912, en París, jugó su primer partido internacional y Francia lo goleó 7 a 0.

La revancha tuvo lugar a finales del mismo año, en Barcelona, y el combinado catalán logró imponerse por 1 a 0 a los galos, en lo que significó una de las victorias más importantes a lo largo de su historia.

Muchos episodios históricos se produjeron durante esos primeros años de la Selección, pero sin dudas, uno de los más recordados ocurrió el 26 de enero de 1955, cuando en un partido benéfico ante el Bolonia italiano, jugaron juntos para el equipo de Barcelona Alfredo Di Stefano y el húngaro Ladislao Kubala, uno de los emblemas del conjunto "blaugrana".

Luego, tras varios años de actividad irregular, los dirigentes de la Federación de Fútbol de Cataluña quisieron darle oficialidad a las competencias de su Selección y fomentaron la celebración de un partido anual, que se jugara en los últimos meses para despedir la temporada.

Ese primer amistoso fue en 1997, ante Bulgaria, que terminó en empate en uno, mientras que un año después vino otra de las victorias resonantes ya que goleó por 5 a 0 a Nigeria, campeón olímpico dos años antes.

Según la Federación catalana, su Selección disputó 146 partidos, con 74 victorias, 26 empates y 46 derrotas. El país contra el que más ha jugado es Brasil.

El mismo organismo quiso formalizar este encuentro anual a partir de 2009 y creó el Trofeo Cataluña Internacional, cuyo primer exponente estará en juego ante la Argentina el próximo martes.

El elenco "albiceleste" se enfrentó dos veces ante Cataluña, ambas en el Camp Nou -estadio del Barcelona- y en ambas logró imponerse: en 2004 por 3-0 y en 2008 la Selección olímpica que se preparaba para Beijing venció por 1-0.
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|19:33
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|19:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic