La última palabra: qué dijeron antes de morir algunos protagonistas de la historia

“Sé que vienes a matarme, dispara cobarde que vas a matar a un hombre”, aseguran que dijo el Che Guevara con su último aliento, antes de ser asesinado en Bolivia. Aquí, algunas de las últimas frases pronunciadas por personajes históricos.

Se trata de lo último, definitivo y final: las últimas palabras que personajes de la historia pronunciaron antes de morir.

Un sitio estadounidense -Cracked- se encarga de esta particular tarea de recopilar las frases finales.

A continuación te presentamos algunas de ellas.

Carl Panzram. Fue un asesino serial y se le conoce como el peor criminal que haya existido, durante su vida asesinó a más de 20 personas, algunas sin motivo alguno. Fue condenado a la horca el cinco de septiembre de 1930. Al momento que su verdugo le preguntó si tenía unas últimas palabras a lo que Panzram contesó: “Apúrate bastardo, yo en tu lugar ya hubiera matado a diez”.

Jefe Toro Sentado. Pertenecía a la tribu de los Hunkpapa. Es famoso por haber encabezado a los guerreros que derrotaron al Séptimo Regimiento de Caballería del ejército de los Estados Unidos en la batalla de Little Bighron en 1876. El 15 de diciembre de 1890 se negó a ser arrestado y antes de morir en un fuego cruzado gritó a sus captores: “Yo no me voy, hagan de mí lo que quieran. No me voy, hagan algo, ¡vamos!”.

George Engel. Un anarquista alemán avecindado en Estados Unidos, en 1886 fue acusado de dirigir manifestaciones violetas de trabajadores y se le sentenció a morir ahorcado. Sus últimas palabras fueron en su idioma nativo: “¡Viva el anarquismo!. Este es el momento más feliz de mi vida”.

James French. Era un convicto sentenciado a cadena perpetua en Oklahoma. Un día asesinó a su compañero de celda para ser condenado a muerte y así poder escapar de su castigo. Su deseo se cumplió y fue enviado a la silla eléctrica en la cual gritó antes de ser ejecutado: “Qué tal el encabezado para mañana, papas fritas a la francesa”. La frase utiliza un juego de palabras entre su apellido French y el gentilicio francés que en inglés son homónimos.

Voltaire. El gran filósofo francés no tuvo una muerte violenta, sin embargo corre el rumor que el día de su muerte, 30 de mayo de 1778, cuando un sacerdote le pidió que se arrepintiera y renunciara a Satanás, el científico le respondió: “Buen hombre, éste no es el momento de hacer nuevos enemigos”.

Tom Ketchum. Fue un criminal especializado en robo a trenes durante los últimos años de colonización del oeste norteamericano. Fue condenado a la horca y su ejecución fue a muy temprana hora. Sus últimas palabras fueron: “Estaré en el infierno antes de que comiencen su desayuno muchachos, Háganlo”.

Robert Erskine Childers. Fue un escritor irlandés y combatiente nacionalista durante la guerra civil de Irlanda; fue condenado a morir fusilado, antes de ello saludó de mano a cada uno de los miembros del pelotón y una vez enfrente de ellos les dijo: “Den un paso al frente muchachos, así les será más fácil”.

Giles Corey. Era un granjero respetable de las colonias británicas en Norteamérica. Fue encontrado culpable del cargo de hechicería y condenado a morir aplastado poco a poco por rocas. Mientras las piedras se colocaban en la tarima que estaba sobre su cuerpo, Corey gritó: “¡Más peso!”.

Ernesto Guevara. El guerrillero argentino fue capturado durante una campaña militar en Bolivia, fue llevado detenido a una escuela rural en donde se esperaban las órdenes para proceder contra él. Cuando un soldado fue a ejecutarlo, el “Ché” se levantó y le dijo: “Sé que vienes a matarme, dispara cobarde que vas a matar a un hombre”.

Opiniones (1)
8 de Diciembre de 2016|21:29
2
ERROR
8 de Diciembre de 2016|21:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Ay Nerón, Nerón, ¡Que buen actor muere con vos!!!!!!
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic