Imputan a un oficial bonaerense por el asesinato de un policía federal

Un oficial de la Policía Bonaerense fue imputado como sospechoso de haber asesinado a un
Policía Federal, al que habría confundido con un ladrón durante un asalto a una clínica de la localidad de Isidro Casanova.

Si bien el oficial sospechado argumentó que el agente de la Federal lo apuntó y esa circunstancia obligó a que le disparara, existirían indicios que contradicen esa versión, según trascendió hoy.

Es que el policía federal murió de un disparo en la nuca, por lo que si bien había desenfundado su arma, aparentemente no lo apuntaba al policía y por ello los familiares de la víctima
hablan de un posible caso de "gatillo fácil".

El hecho ocurrió el pasado 31 de octubre en el Centro Médico Carlos Casares, de Isidro Casanova, en el partido de La Matanza.

A ese lugar acudió el el agente de la Policía Federal Guillermo Aguilera, aquejado de un fuerte dolor de muelas.

Aguilera vivía en la vecina localidad de Rafael Castillo, pero acudió a la casa de su hermana, donde empezó a sentir la molestia, y fue la mujer, llamada Luciana, quien llamó al centro médico para pedir turno.

Cuando se encontraba en la sala de espera del lugar, donde se encontraban unas 20 personas, entró un delincuente armado y asaltó a los presentes.

Aguilera, que estaba provisto de su arma reglamentaria, decidió salir para esperar que terminara el robo y aguardar al delincuente a la salida de la clínica.

Antes de salir, le avisó a una mujer que había un asalto y le permitió salir a la calle, donde la misma le avisó del atraco al teniente Luis Benítez, de la comisaría de San Carlos, quien se
encontraba a pocos metros.

Benítez acudió a la clínica y se encontró con Aguilera, a quien ultimó de un disparo en la nuca.

En ese punto se bifurcan las versiones: Benítez asegura que se encontró con dos ladrones, uno de ellos lo apuntó y le efectuó un disparo en el que lo hirió.

Sin embargo, de acuerdo con pericias preliminares, que fueron encomendadas a Gendarmería Nacional, Benítez mató a Aguilera de tres disparos realizados por la espalda.

Además, se pudo establecer que el delincuente, al escuchar los disparos, no escapó por la puerta principal del establecimiento, sino por un patio trasero, donde se le cayó o arrojó el arma utilizada para cometer el asalto, que resultó ser una réplica.

Luciana Aguilera infiere que se está ante un caso de "gatillo fácil" y considera que hubo encubrimiento de parte de los compañeros de Benítez en la Policía Bonaerense.

"Yo reservé el turno, yo lo llevé al centro médico. Está el registro telefónico de esa llamada. ¿Quién va a ir a robar un lugar en el que sacó turno para atenderse?", se preguntó la mujer.

La mujer consideró que lo ocurrido es "un claro caso de gatillo fácil", y que el teniente mató a su hermano "por la espalda, sin dar la voz de alto".

Benítez es investigado por la dirección de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense.

Una vez en la vereda, conversó brevemente con una mujer, a la que le dijo que llamara a la Policía, mientras que la fiscal de La Matanza Roxana Castelli lo imputó por el crimen de Aguilera, además de pedir su indagatoria y detención.

No obstante, la detención fue denegada por el juez de Garantías Luis Alí, quien argumentó que para tomar esa medida necesita mayor cantidad de pruebas.

Opiniones (0)
19 de octubre de 2017 | 16:13
1
ERROR
19 de octubre de 2017 | 16:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México