Deportes

Newell’s cayó ante San Lorenzo y desperdició la chance de ser campeón

La Lepra perdió por 2 a 0 en Rosario y no pudo gritar campeón. El triunfo lo hubiese coronado al equipo de Roberto Sensini, ya que Banfield perdió ante Boca. Los goles del Santo fueron obra de Fabián Bordagaray.

Newell’s necesitaba un triunfo ante San Lorenzo para quedarse con el título, ya que Boca le dio una mano venciendo al líder Banfield, pero el conjunto dirigido por Roberto Sensini no aprovechó esa ayuda y perdió 2-0 ante el ‘Ciclón’.

En el Parque Independencia, los locales empezaron dormidos, entregándole la pelota al rival, y en ese contexto el partido se le hizo cuesta arriba.

Juan Manuel Insaurralde bajó a Fabián Bordagaray dentro del área, a los 7 minutos, y el árbitro Héctor Baldassi no dudó en sancionar el penal, que el ‘Kily’ González no supo aprovechar e hizo lucir al arquero Sebastián Peratta, que le ahogó el grito de gol ‘azulgrana’.

Newell’s no se despertó con la advertencia, por lo que a los 10’ llegó el castigo. Bordagaray corrió un pelotazo de su arquero Pablo Migliore, enganchó ante la marca y definió al ángulo -con pierna derecha desde la izquierda del área grande- ante la mirada de Peratta.

El nerviosismo de los hinchas locales cuando se enteraron que Boca le ganaba a Banfield se trasladó al campo de juego, y Newell’s fue un equipo sin ideas los primeros 20 minutos.

Con más ganas que fútbol, la ‘Lepra’ se metió en campo de San Lorenzo, pero no le alcanza con la voluntad de Joaquín Boghossian, que se tiró dentro del área a los 23’ para intentar confundir a Baldassi, de buen desempeño.

Jorge Achucarro probó desde lejos pero no inquietó a Migliore, mientras el enganche de Newell’s Mauro Fórmica se metió tarde en el partido y se asoció poco con sus delanteros.

Sobre el final del primer tiempo, Fórmica hizo lucir a Migliore con una tapada en el primer palo, mientras Juan Quiroga y Achucarro remataron de media distancia sin consecuencias para el arco visitante.

El conjunto dirigido por Diego Simeone, que dispuso un 3-5-1-1 para este partido, hizo poco después del gol de Bordagaray y dejó crecer a un Newell’s que mereció irse al descanso con un empate.

La primeras aproximaciones del complemento fue para Newell’s, con sendos remates de Fórmica y Boghossian en la puerta del área que no trajo complicaciones para Migliore.

El segundo gol de Palermo en La Bombonera fue festejado en el Coloso, pero en el campo de juego se tradujo en más nervios. A los 22 minutos desbordó Pablo Pintos para la aparición otra vez de la figura del partido, Bordagaray, que la empujó para aumentar la ventaja de San Lorenzo.

A partir de ahí fue todo nerviosismo y reproches para Newell’s, que complicó sobre el final con las ganas de Fórmica y Boghossian cuando el resultado estaba sellado, mientras San Lorenzo se sintió cómodo con el papel de verdugo.

Durante toda la segunda parte, los hinchas locales empujaron a su equipo para que vaya a buscar los goles que le hubiesen significado la consagración. En definitiva, Newell’s tuvo en su partido la llave del título, pero no la supo utilizar.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|08:49
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|08:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic