Un barrio catamarqueño lleno de alacranes

A un hombre lo picó un alacrán en su casa ubicada cerca de donde había dos asentamientos. La víctima dormía plácidamente en el interior de una vivienda,  cuando al despertarse vio que sobre su abdomen había uno de estos animalitos, que le picó la mano.

Catamarca. Eran las 0.30 de ayer, había poca luz en la pieza de adobe de la casa de Leonardo Páez, quien dormía con su mujer Daniela. Los gritos sin voz de la mujer, que quedó petrificada al ver la silueta de un alacrán en su abdomen, despertaron al hombre. De un manotazo, Leonardo lo apartó de Daniela, pero a él le picó en la mano. De inmediato comenzaron, chancleta en mano, a buscar el animal. Lo mataron después de 10 minutos de haberle perdido el rastro. Pero a esa altura, el dueño de casa ya no sentía el brazo y por eso fue al Hospital Rawson, donde le dieron el antídoto y luego, en la mañana, el alta. A su madre, que vive a metros de su casa, la había picado un alacrán el año pasado. Y según los vecinos, perseguir estas alimañas es prácticamente un entretenimiento en la zona cercana a calle Catamarca antes de Benavídez, Concepción, donde se ubicaban las villas Catamarca 1 y 2, que fueron erradicadas en 2007 y donde hubo algunos casos de picaduras.

La zona cercana a donde estaban las villas está minada de baldíos y escombros. También hay lugares con cañota y basura acumulada que puede atraer cucarachas, el menú principal de los alacranes.

Marta Teresa, la madre de Leonardo, vive frente al lugar donde estaba uno de los asentamientos y dijo que cuando las máquinas removieron los escombros para realizar una construcción, los animales se fueron para las casas cercanas. "A mí me picó uno de esos bichos el año pasado, fue como si me atravesaran una aguja en la carne", comentó la mujer. "En mi casa matamos hasta 4 alacranes por mes", aseguró Manuela Gálvez, otra vecina. Y se sumó una tercera habitante del lugar que afirmó que ella hizo desinfectar su vivienda con un fumigador particular hace 3 meses, pero no le sirvió de nada porque lo mismo aparecieron las alimañas.

La convivencia de la gente con estos arácnidos era común en las 2 villas que quedaban sólo separadas por un callejón. En enero de 2004, dos chicos fueron picados por esta especie y uno de ellos llegó a estar tan grave que quedó 2 días en terapia intensiva del Hospital de Niños Carlos Navarro. Lo que sucedió fue que los picaron alacranes que son venenosos (ver infografía), porque hay de dos tipos, esos y los que sólo causan picazón y calambres.

Leonardo dijo que el lunes irá a Salud Pública para pedir que hagan una desinfección en la zona. "Es que en el lugar vivimos muchas familias con niños. Esta vez me pasó a mí, pero mañana le puede pasar a mi hijo o a otros chicos", dijo el hombre que fue picado por el alacrán que presume que era venenoso, por las rayas que tenía.

Fuente Diario de Cuyo
Opiniones (0)
19 de octubre de 2017 | 10:15
1
ERROR
19 de octubre de 2017 | 10:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México