Deportes

Atalanta y Milan volverán a jugar, pero sin público, en Italia

El partido que desató la suspención del Calcio italiano, por la muerte de un hincha, fue reprogramado por la Federación de ese país. La Juve deberá pagar más de 30 mil dólares por el cartel que decía: "Ibrahimovic, maldito gitano".

La Federación Italiana de Fútbol (FIGC) decidió hoy que el partido entre Atalanta y Milan, suspendido por los desórdenes causados por los hinchas del equipo de Bérgamo, se repita sin público.

El tribunal deportivo de la FIGC castigó además al Atalanta con el cierre del fondo donde se ubican los hinchas más radicales.

En lugar de declarar el partido perdido por 3-0 al equipo local, el duelo se considerará como "no disputado", aunque todavía no se fijó una fecha para su repetición.

El choque tuvo que interrumpirse por las protestas violentas de los "ultras" tras la muerte del un fan de la Lazio unas horas antes por el disparo de un policía.

El juez Gian Paolo Tosel consideró en su dictamen que había que tener en cuenta el tenso ambiente que existía tras la muerte del aficionado ya antes del comienzo del partido el 11 de noviembre.

En todo caso, añadió, los disturbios, que no tuvieron que ver con el desarrollo del encuentro, no son justificables. "Un grupo de criminales aprovechó la oportunidad de llevar a cabo un ataque planeado contra las fuerzas del orden", escribió Tosel.

Los violentos destrozaron parte de la vallas de seguridad que separan el fondo del terreno de juego y obligaron a suspender el partido en el minuto siete.

Para el Atalanta, el cierre de la curva donde se ubican los aficionados más radicales es un golpe duro, pero esperado. El presidente del club, Ivan Ruggeri, ya había anunciado que quería sacar a los "hooligans" de la zona y regalar las entradas a niños.

Los aficionados del Atalanta tampoco podrán viajar el sábado al partido que disputa su equipo en campo del Inter de Milán por razones de seguridad, según decidió hoy la prefectura de policía de la ciudad del norte de Italia.

Además de al Atalanta, el tribunal deportivo castigó también a la Juventus de Turín, que tendrá que pagar 21.000 euros (30.700 dólares) de multa por la pancarta que exhibieron sus fans el 4 de noviembre en el partido contra el Inter de Milán, en la que ponía: "Ibrahimovic, maldito gitano".

Por el contrario, el Lazio fue absuelto porque sus fans sólo insultaron al rumano Adrian Mutu, de la Fiorentina, pero no con apelativos racistas. Según el juez Tosel, ese tipo de insultos "normales" son tristemente cotidianos en el fútbol italiano y no son castigados por la federación.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|21:38
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|21:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic