Caso Pomar: confirmaron que hubo un llamado al 911 para alertar sobre un accidente

Así lo confirmó José Guerrero, auditor general de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense. A los cuestionamientos por la orientación dada a la investigación -que descartaba de plano la posibilidad de un accidente- se sumó este llamado que informaba sobre un siniestro en la ruta 31, y que no habría sido tenido en cuenta.

La policía confirmó finalmente que existió un llamado al 911 alertando sobre un accidente en la ruta 31, días posteriores a la desaparición de la familia Pomar, el cual se está investigando y que derivó en la separación de otros jefes policiales de Pergamino.

Así lo confirmó hoy José Guerrero, auditor general de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, quien agregó que el llamado se hizo 13 días después de la desaparición de la familia, que falleció en un accidente.

Si bien en un principio la policía había negado este llamado, luego se confirmó que había habido un alerta al 911.

Debido a la forma en que se le dio tratamiento a este llamado, fue desafectado de sus funciones un comisario de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) Pergamino.

La actuación policial en el caso quedó en la mira al hallarse a los Pomar recién luego de 24 días de su desaparición y en un lugar que supuestamente había sido intensamente rastrillado en varias oportunidades.

A los cuestionamientos por la orientación dada a la investigación -que descartaba de plano la posibilidad de un accidente- se sumó este llamado al 911 alertando sobre un siniestro en la ruta 31, y que no habría sido tenido en cuenta.

El intendente de Pergamino, Héctor Gutiérrez, fue quien reveló hoy que el mismo día en que desapareció la familia Pomar, el 14 de noviembre pasado, "hubo un llamado al número 101 diciendo que había habido un accidente" en la zona donde, finalmente, fueron encontrados el auto y los integrantes del grupo familiar.

Según dijo el jefe comunal, "la Policía de Investigaciones no profundizó esos datos" y en cambio "desechó la hipótesis del accidente".

Además de ese llamado telefónico al número de emergencias 101, el intendente dijo que "un cabo de la Policía le señaló al padre de Luis Fernando Pomar que había habido un accidente en esa zona", en la noche en que la familia desapareció cuando iba rumbo a Pergamino.

Acerca de esos datos, el intendente agregó: "No sabemos si fueron o no" a ver qué había ocurrido en ese sector de la ruta, pero "sí sabemos que esa hipótesis fue desechada".

La fiscal de Pergamino Karina Pollice había negado la existencia del llamado, aunque admitió que inició una investigación sobre lo actuado por la policía en el denominado Caso Pomar.

La funcionaria afirmó que "evidentemente el rastrillaje" policial en la zona donde finalmente fue hallada la familia "no se hizo bien".

Al referirse a lo declarado por el intendente, Pollice, en una conferencia de prensa, explicó que el padre de Pomar concurrió aquella noche del 14 de noviembre a la comisaría de Pergamino y también a una dependencia de la Policía Federal, para tratar de tener noticias sobre su hijo, su nuera y sus nietas.

Dijo, en ese sentido, que cuando el padre de Pomar fue a esa sede de la Policía Federal en Pergamino, "un cabo se comunicó delante suyo con cada una de las dependencias policiales de Seguridad desde José Mármol hasta Pergamino, y le informaron que en San Andrés de Giles se había producido un accidente, pero no era con un Fiat Duna Weekend" como el de la familia que en ese momento estaba desaparecida.

De esa manera, la fiscal desvirtuó la información dada horas antes por el intendente de Pergamino, quien había señalado que precisamente un cabo de la Policía le había indicado al padre de Pomar que aquella noche se había registrado un accidente en la misma zona y que la Policía "no profundizó esos datos".

Al respecto, la fiscal enfatizó sobre aquella llamada telefónica en la que apareció el dato de un accidente: "Se verificó y está todo documentado en la causa".

En cuanto al rastrillaje policial, la fiscal dijo: "Necesariamente tenemos que recurrir a la Policía de Seguridad y a la Policía de Investigaciones. Yo inmediatamente ordené rastrillajes y a diario tenía un reporte de esos resultados".

"Evidentemente el rastrillaje no se hizo bien y por eso inicié una investigación paralela para determinar las responsabilidades", añadió Pollice.

La cúpula policial de la zona fue relevada en la víspera por orden del ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, cuya gestión es duramente cuestionada desde distintos ámbitos.

"El operativo es para obtener documentación vinculada a toda la investigación, y toda la labor diaria de los policías", informó Guerrero.

La Auditoría General de Asuntos Internos es un órgano civil dependiente del Ministerio de Seguridad bonaerense que tiene a su cargo la investigación de hechos que involucren a la policía provincial.
Opiniones (1)
21 de agosto de 2017 | 22:12
2
ERROR
21 de agosto de 2017 | 22:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. no importa quienes sean, si reportan un accidente lo buscas hasta que lo encontras... y porque recien ahora sale a la luz lo del llamado al 911? ese dato es muy importante para no haberlo hecho publico, si total nos contaron hasta las deudas de este pobre hombre y que podia ser un psicopata.
    1
En Imágenes