La atropellaron y, cuando la velaban, murió el nieto

 Dos muertes en menos de 24 horas. Primero una mujer caminaba en un procesión y fue atropellada por una moto que terminó con su vida. Durante el velorio su nieto jugaba entre los autos, y también fue atropellado, con el fatal desenlace.

Anoche, las poco más de 2.300 personas que viven en Colonia San Bartolomé, un pueblito a 190 kilómetros al este de la capital cordobesa, no lo podían creer: a la muerte de Marta Ofelia Bosolino (58) atropellada con otros peregrinos cuando cumplía una promesa en el Día de la Virgen, le sucedió la de su nieto Juan Leonel Arcos, de 5, atropellado frente a la sala donde la estaban velando. "Esto es tan triste, una desgracia tan increíble que todavía no salimos del asombro -dijo a Clarín el intendente Juan Norberto Magni-. El hombre, un justicialista que viene siendo reelegido desde 1987, siguió: "Ayer los enterramos a los dos en el cementerio: a la abuela y al nietito. Fue a las 10 de la mañana. La familia prefirió despedirlos juntos y los enterraron uno al lado del otro".

La muerte había dado su primer golpe en la madrugada del 8 de diciembre, cuando Marta marchaba a pie con otros fieles los 40 kilómetros que separan su pueblo de Villa Concepción del Tío. Pero a las 3 de la mañana una moto, conducida por un joven de 22 años, mató a la mujer y atropelló a varias personas.

El segundo zarpazo de la muerte llegó poco después. Al atardecer, cuando amigos y familiares participaban del velorio de Marta y los chicos de la familia jugaban en la calle, uno de ellos, Juan Leonel, "corrió entre los autos estacionados en la puerta y cruzó con tan mala suerte que un vecino de la zona no lo vio y se lo llevó por delante con su camioneta".

Cuentan en el pueblo que desde hacía años Marta se levantaba al alba y partía, con uno de sus hijos, a ordeñar las vacas del tambo donde trabajaba desde siempre. Que quería dejar atrás las urgencias de ubres y mugidos y había logradocomprarse al fin una casita vieja en el pueblo: casi una ruina que estaba arreglando para vivir y poner un kiosco. Entre esas paredes, creía, la vida por fin sería bella.

Fuente Clarin
Opiniones (1)
26 de septiembre de 2017 | 12:54
2
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 12:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. REALMENTE UNA NOTICIA MUY TRISTE!!!!
    1
En Imágenes
Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María
26 de Septiembre de 2017
Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María