Robó ropa del tendedero de una casa de Las Heras y se hizo un "colchón"

La madre mandó a su hijo a descolgar las prendas que estaban en el techo de la vivienda. Subió y no estaban en las sogas. Miró hacia un costado y vio que un joven dormía sobre la ropa; llamó a la Policía y lo arrestaron. Pero ya le habían sustraído otras prendas, incluso le llevaron las medias y calzoncillos.

Detuvieron a un joven durmiendo en el techo de una vivienda ajena de Las Heras, pero en horas del mediodía. Este individuo había descolgado la ropa de la familia que estaba en el tendedero y con ella improvisó un “colchón”, donde se acostó a dormir. Sin embargo, parece que el sujeto dormilón era un ladrón y tenía un cómplice, quien se llevó una gran cantidad de prendas, incluso hasta los calzoncillos y las medias que estaban secándose.

Esto sucedió en una vivienda de calle San Martín al 2.000, aproximadamente las 12 de este miércoles. En ese momento, una mujer le pidió a su hijo, de 19 años, que subiera al techo de la casa y le trajera las ropas que estaban colgadas, las que había lavado el día anterior. El joven obedeció a su madre y fue a buscar las prendas.

Pero en esa especie de terraza de la propiedad vio que el tendedero estaba vacío, no estaban las prendas que su madre había lavado. No podía ser que ella se hubiese confundido; una ama de casa no podría cometer semejante desajuste.

Antes de bajar y avisarle a su progenitora que la ropa había desaparecido, en una esquina (del techo) observó que había una persona durmiendo. No se había acostado sobre la membrana, había sacado varias prendas del tendedero, las había acomodado muy bien y se tiró sobre ellas a dormir.

El joven no lo despertó; bajó rápidamente y le avisó a su madre, quien de inmediato llamó a la Policía. “Hay una persona durmiendo en el techo de mi casa”, denunció la señora por teléfono.

Los uniformados se trasladaron hasta la vivienda de esta familia, subieron al techo y  despertaron al individuo. Con los ojos llenos de lagañas miró a los efectivos y sin decir una palabra bajó con ellos hasta el móvil; los policías se lo llevaron detenido.

El arresto no tuvo que ver con su lugar elegido para dormir, sino porque el chico y su madre desarmaron el improvisado “colchón” y advirtieron que les faltaban varias prendas. Entonces, este sujeto, de 18 años, que utilizó la ropa para dormir, también robó algunas prendas, o en todo caso un cómplice suyo.

Y casi con seguridad que fue así, puesto que las prendas que faltaban eran de hombre. Esto quedó registrado en la Oficina Fiscal Nº 5, de Las Heras, donde la mujer denunció que les habían robado una camisa a cuadrillé roja, una de bambula, dos chombas, una remera, un jean, una bermuda, un calzoncillo boxer y un par de medias. Todas eran prendas su hijo.
Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 06:13
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 06:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes