Detuvieron a quien sería el violador serial de Guaymallén

El joven de 24 años fue trasladado a la Unidad de Delitos Complejos, donde será imputado por la fiscal especial Claudia Ríos. La detención se produjo esta mañana en una zona cercana a los lugares donde las adolescentes fueron ultrajadas. El detenido, cuyas características físicas coinciden con las descripciones de las víctimas, está acusado de seis abusos, cuatro de ellos con acceso carnal.

Un joven de 24 años, de aproximadamente 1,65 metros de altura, quedó detenido esta mañana sindicado de ser el violador serial de Guaymallén. El detenido será imputado por seis abusos sexuales –cuatro de ellos con acceso carnal- en la Unidad de Delitos Complejos a cargo de la fiscal especial Claudia Ríos, quien instruye la causa.

Sin dar mayores precisiones de cómo se produjo el operativo que terminó con el joven detenido para respetar el secreto de sumario, el ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, explicó que el sujeto coincide con las características aportadas por las víctimas y, que esta vez, si están seguros de que se trata del autor de las violaciones que hubo en una determinada zona de Guaymallén entre julio y setiembre.

“Las pruebas son suficientes para la imputación”, manifestó Ciurca, quien aclaró que por pedido de la fiscal que instruye la causa no se revelarán más datos, por el momento, de la investigación. Sí se pudo saber que el detenido ya tenía antecedentes penales por varios delitos que no serían de abuso sexual.

Hace tiempo que la Policía está detrás del “violador serial de Guaymallén” pero recién hoy la tarea habría dado sus frutos cuando alrededor de las 11, la Unidad Investigativa de Delitos Complejos pudo concretar la captura del joven después de un extenso seguimiento orientado en los testimonios y, especialmente, la descripción física de las víctimas, entre otras pruebas.

El hombre fue detenido en la calle y no puso resistencia al pedido de la Policía. Según fuentes allegadas al operativo, el joven estaba junto a una bicicleta que sería el mencionado móvil que ocupaba para “levantar” a las víctimas y trasladarlas hacia algún descampado donde concretaba los abusos.

Justamente, las jóvenes abusadas siempre hicieron mención a un hombre, cuya edad no superaba los 25 años y que circulaba en bicicleta. El modus operando en, al menos, seis oportunidades se repitió: el sujeto se acercaba a la víctima con una pregunta simple y después la volvía a abordar directamente para atacarla.

De las seis denuncias que investiga la fiscal Ríos, en cuatro casos se concretó la violación. En los otros dos delitos de abuso simple, una de las mujeres también sufrió el robo de su celular. Todos los hechos se concretaron en espacios oscuros y descampados de Villa Nueva, Dorrego y San José. La mayoría de las víctimas fueron abordadas en el espacio verde frente al Mendoza Plaza Shopping.

Pese a que esta investigación ya tuvo un detenido a los pocos días de que trascendiera la última violación –el 27 de setiembre- que se le atribuyera al mismo sujeto, la Justicia dejó libre al hombre porque la rueda de reconocimiento fue negativa. Después de allí y con los intensos rastrillajes, el supuesto violador serial no volvió a actuar.

Aunque sea, quizás, lo más doloroso para las mujeres recordar y tratar de identificar el rostro de quien las ultrajó, la rueda de reconocimiento es una medida fundamental para la causa. Por tal motivo, se espera que este paso se dé cuanto antes y que las víctimas, cuyas edades van desde los 14 a los 20 años, sean convocadas para el proceso.

Una juventud ultrajada por un mismo hombre: los seis casos

Los seis casos investigados ocurrieron entre el 16 de agosto y el 29 de setiembre, lo que no quiere decir que se puedan vincular otros hechos –anteriores o posteriores- a la misma persona. El primer hecho conocido fue cuando una joven fue sorprendida por un joven en bicicleta en el predio del Cóndor y fue llevada hasta la calle Pellegrini, donde fue violada.

Apenas diez días después, otra adolescente fue sorprendida en calle Pellegrini (de San José) y llevada a unas pocas cuadras donde se produjo el ataque. El caso quedó calificado como “abuso sexual simple” ya que no hubo acceso carnal. La misma calificación recibió el hecho ocurrido el 01-09cuando el hombre intentó someter a una joven de 20 años frente al Shopping. Aunque no lo logró, le robó el celular.

El 05-09 la situación fue distinta, una adolescente fue abordada en el espacio verde frente al Carrefour y llevada por la “Avenida de Acceso” hasta el puente de entrada hacia el Shopping. Era de noche y la muchacha fue violada. Tras el aberrante hecho, la víctima aportó similares características del agresor y ya se hablaba de un violador serial en Guaymallén.

Sin embargo, los dos últimos abusos sexuales –conocidos y denunciados- con acceso carnal impactaron fuerte en la sociedad. El 23-09 una joven catequista fue interceptada por el sujeto cuando se bajó del micro, después cuando regresaba a la parada el hombre la llevó hasta el lote de un barrio privado de calle Estrada. Allí la violó, en plena oscuridad y pese a los gritos de la chica, nada se pudo evitar.

Cuatro días más tarde, otra adolescente –de apenas 14 años- que regresaba de misa fue ultrajada en el mismo baldío que fuera escenario de otro hecho aberrante: la bodega abandonada donde encontraron muerta a la niña Micaela Reina, quien también fue violada antes de ser asesinada.
Opiniones (3)
19 de septiembre de 2017 | 09:44
4
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 09:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Y pregunten donde venden la inyeccion esa de un solo compuesto quimico, ni les duele el pinchazo, eficiencia 100%.-
    3
  2. ahora hablen los q se quejavan del ministro ciurca el unico q trabaja vamo mi perro flaco
    2
  3. después averiguamos si realmente era él.
    1
En Imágenes