Profanan tumbas en el cementerio judío del barrio de Liniers

Según Schlosser, fue profanada una tumba de una nena de cuatro años y "no hubo ningún robo". "Las placas de bronce de una de las tumbas no fueron tocadas. Fue una profanación", ejemplificó el dirigente a la Agencia Judía de Noticias (AJN).

Seis tumbas del cementerio judío de Liniers, entre ellas una de una niña de cuatro años, fueron profanadas entre la noche de ayer domingo y la mañana de hoy lunes, y los agresores rompieron las tapas y removieron la tierra que cubría los cuerpos.

El secretario general de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), Julio Schlosser, denunció que "profanaron seis tumbas en el cementerio judío de Liniers entre el domingo por la noche y hoy a la mañana. Las destruyeron completamente. Levantaron las tapas de las tumbas y escarbaron la tierra de las sepulturas, algo nunca visto".

Según Schlosser, fue profanada una tumba de una nena de cuatro años y "no hubo ningún robo". "Las placas de bronce de una de las tumbas no fueron tocadas. Fue una profanación", ejemplificó el dirigente a la Agencia Judía de Noticias (AJN).

El Ministerio de Justicia se comunicó con la AMIA -que tiene a su cargo los cementerios comunitarios de Liniers (en rigor está en Ciudadela), La Tablada y Berazategui- y Schlosser anunció que mañana se reunirá con el titular de la cartera, Julio Alak. El presidente de la AMIA, Guillermo Borger, se encuentra en el exterior.

Tras descubrirse el hecho, Schlosser -quien dijo que es un hecho "profundamente preocupante"- recorrió con el comisario de la zona las tumbas del cementerio que, según se recordó, sufrió un ataque en abril pasado.

En tanto, el presidente de la DAIA, Aldo Donzis, afirmó que "esta profanación es una desgracia inaceptable, un hecho vandálico que ningún ser humano puede aceptar". "Esta profanación no la he visto nunca, que hayan roto las tumbas y escarbado la tierra de las sepulturas no tenemos registro en la historia. Por eso decimos que esto afecta a la dignidad del hombre y no sólo a la comunidad judía", enfatizó Donzis, según informó la Agencia Judía de Noticias (AJN). Donzis alertó que estos ataques "nunca más pueden volver a repetirse" y reclamó "investigar hasta las ultimas consecuencias".

Sergio Widder, del Centro Wiesenthal para América Latina, estimó que los agresores "quisieron pasar un mensaje y se tomaron tiempo para remover la tierra y para causar un impacto de magnitud". Agregó que es "un ataque que nos sorprende, nos agrede no solamente como comunidad judía sino que es un ataque a la pluralidad y el respeto que debe regir en una sociedad. Cuando se agrede a los muertos se está también amenazando la integridad. Hay que extremar las medidas de prevención y de castigo y no puede tomarse como un incidente menor". Estos ataques -sostuvo Widder- últimamente "parecen ser frecuentes y atraviesan las distintas administraciones" y "desafortunadamente nunca se ha podido dar una respuesta para prevenir la repetición".

Otra voz de repudio transmitida por AJN fue la del rabino Abraham Skorka, quien dijo que la remoción de la tierra de las tumbas constituye "una manifestación morbosa de un odio determinado". Tras conocerse el episodio, el secretario de Asuntos Registrales del Ministerio de Justicia de la Nación, Oscar Alberto Martini, se comunicó con Schlosser, explicó el dirigente comunitario.
Schlosser anticipó que en las próximas horas se entrevistará con el ministro Alak.

También dijo que se pusieron en "en contacto con la provincia de Buenos Aires" porque el cementerio está en Ciudadela, y que las autoridades "tomaron cartas en el asunto para esclarecer este atentado".

Fuente Perfil
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 13:26
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 13:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes