Los pesebres mendocinos, sin identidad propia

Mientras que los pesebres de otras zonas del país recuperan elementos de su cultura originaria, tradicionales "nacimientos" de Mendoza siguen conservando características netamente europeas.

Camellos, cobertizos de troncos con nieve en su techo y en el piso, pinos y árboles de hojas perennes, Jesús y María, de piel blanca y ataviados con largas túnicas, cayados en manos de los pastores y reyes con brillantes coronas son los ingredientes más frecuentes de los pesebres de Mendoza.

Esto es herencia directa de nuestros abuelos quienes, llegados desde distintos países de Europa, también trajeron con ellos sus tradiciones religiosas. Incluido el árbol de Navidad, los pesebres nevados y las comidas típicamente invernales.

En tanto, las provincias del Norte argentino han ido adaptando esta devoción cristiana a sus propios usos y costumbres. Y sus belenes muestran, por ejemplo, caballos y burros, ranchos, rostros indígenas, ponchos, guitarras y empanadas.

Una colección reveladora

Esta rica diversidad puede disfrutarse al recorrer la muestra “Pesebres en la estación”, que desde hace cinco años organiza en estas fechas el Archivo General de la Provincia. La exposición estará abierta al público hasta el 30 de diciembre, de 16 a 20, en la antigua estación del Ferrocarril Trasandino (Sargento Cabral y Belgrano, Ciudad).

Las más de cien piezas reunidas en esta ocasión están realizadas en los más diversos materiales: cerámica, porcelana, vidrio madera, piedra, plata, peltre, tela, velas, cuero, totora, jabón, cartón y hasta masa y confites comestibles. Y provienen en su mayoría de colecciones particulares.

En su recorrido pueden observarse no sólo pesebres de Mendoza y de distintas provincias argentinas, sino de diversos países de América Latina, Palestina, Europa y África. Así, por ejemplo, coloridos nacimientos de México, exquisitos portales de Santiago de Compostela y llamativos pesebres íntegramente negros provenientes de países africanos.

Este trabajo surge del Proyecto Mendoza colonial, el cual intenta recuperar las manifestaciones y devociones populares de nuestra provincia, y comenzó siendo una actividad conjunta del Archivo General del Provincia y del colegio Don Bosco, por iniciativa del hermano Agustín Borzi.

Uno de los efectos de estas muestras netamente familiares es que los artesanos de Mendoza están tomando el desafío de crear pesebres que nos identifiquen con nuestros paisajes, vestidos y viñas.

“Los mendocinos somos distintos”

“Mendoza ha sido siempre más reacia a esta costumbre. De hecho en el Archivo no tenemos ninguna documentación específica, aunque sí alguna bibliografía, como la de la esposa de Juan Draghi Lucero”, explica Elvira Búcolo, directora del Archivo General de la Provincia. Para ella, “es notable cómo esta devoción arraigó en el Norte argentino, es mucho más frecuente que en Mendoza, incluso en las imágenes. El pesebre norteño es infaltable en las casas porque está práctica está muy arraigada”.

“Con este tipo de actividades intentamos estimular los mendocinos para que salgan de esa frialdad que nos caracteriza. Esto tiene que ver directamente con la inmigración europea, tan marcada en nuestra provincia. Las características generales de las imágenes de nuestros pesebres es que tienen cara de europeos. Y en cambio nos sorprende un pesebre gaucho. ¿Por qué?”, pregunta la historiadora.

Para destacar este concepto Búcolo apunta que asombra por igual a los visitantes el ver un pesebre negro proveniente de África como uno tradicional de Bolivia. “La fisonomía de las imágenes es uno de los rasgos sobresalientes en cuanto a la diferencias culturales”, acota.

Una de las hipótesis posibles para esta apropiación de la estética europea para los pesebres es que en Mendoza haya tenido menos influencia la evangelización y catequización católica en nuestra latitud que en las de la provincia del Norte argentino.

“No tenemos un pesebre que caracterice a Mendoza mientras que eso sí sucede con el Norte del país. Creo que el desafío para los artesanos es encontrar un pesebre que represente a Mendoza. ¿Cómo será?”, destaca Elvira Búcolo.

Patricia Rodón

Opiniones (3)
9 de Diciembre de 2016|20:48
4
ERROR
9 de Diciembre de 2016|20:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. obviamente!!
    totalmente de acuerdo con los comentarios anteriores!! ahora porque yo soy de mendoza e hincha del tomba le voy a poner una camiseta del tomba a los reyes magos, porfavor basta de estas notas estupidas.
    3
  2. Coincido totalmente. El pesebre tiene caracterìsticas europeas porque Jerusalèn no queda en guaymallen, si no en Europa. San Josè Y Marìa eran Judìos, los Reyes magos, tambièn. La mona gimenez es de còrdoba pero vino un poquito despuès Hilario Cuadros es menduco, pero no tiene nada que ver con el pesebre. Un dato que seguramente al redactor del artìculo lo puede sorprender, la fiesta de la vendimia, tambièn la trageron los tanos y los españoles de europa.
    2
  3. entonces deberiamos tener unos reyes magos menducos y un papa noel menduco y un raton perez menduco????' cada mitologia o porcion de historia deberia ser respetada como tal y no tergiversada a gusto de quien quiera publicar una pelotudez en un diario...
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic