Deportes

El Real Madrid busca el liderato y el pase en la "caldera" de Marsella

El conjunto Merengue intentará cerrar mañana su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones y el liderato del cuadro en su visita al campo del Olympique, que propondrá el ambiente más hostil para la jornada final de la fase de grupos.

El Real Madrid intentará cerrar mañana su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones y el liderato del cuadro en su visita al campo del Olympique de Marsella, que propondrá el ambiente más hostil para la jornada final de la fase de grupos.

El equipo blanco afronta el duelo en la mejor condición posible, pues sólo una debacle le dejaría fuera de las eliminatorias. Así, sólo se quedaría fuera su pierde por una diferencia de tres goles y el Milan vence en Zúrich.

Pero un club como el Real Madrid debe elegir el objetivo más ambicioso posible y éste se centra en consolidar su liderato del grupo, que en principio le proporcionaría un rival más asequible en los octavos y la ventaja de jugar el choque de vuelta en su propio campo.

No es poca cosa, conociendo que el Real Madrid ha caído en octavos de final en los últimos cinco años. Además, la final de la Liga de Campeones se juega esta temporada en el estadio Santiago Bernabéu, por lo que el equipo blanco también está obligado a enviar señales de autoridad a sus rivales.

El equipo blanco ya conoce qué tipo de ambiente le espera, pues el Olympique de Marsella presume de tener una de las hinchadas más fogosas de Europa. A veces hasta violenta.

El Real Madrid acude a la cita cuando comienza a ofrecer signos de un estilo de juego personal, aunque todavía por consolidar. Le falta completar 90 minutos a buen nivel, algo que todavía no consiguió.

Una buena prueba de ello fue su último partido de la Liga española, en el que venció por 4-2 al modesto Almería con muchos más apuros de los previstos. Jugó muy bien la primera parte y se diluyó durante un buen tramo de la segunda. Aunque su pegada en ataque permanece intacta.

La ausencia más notable de los blancos será la del brasileño Kaká, quien padece una pubalgia que probablemente le mantendrá sin jugar hasta el próximo año.

En cambio, se espera que el portugués Cristiano Ronaldo vuelva a ser titular precisamente ante el equipo que le dejó casi dos meses sin jugar.

En el partido jugado ante el Olympique de Marsella en el Santiago Bernabéu, finalizado con triunfo blanco por 3-0, el punta blanco se produjo una lesión de tobillo que luego se complicó. Ahora el portugués tiene la oportunidad de resolver algunas cuentas pendientes.

La gran duda es saber por quién apostará Manuel Pellegrini, técnico del Real Madrid, para la punta. Karim Benzema y Raúl acumulan varios partidos como suplentes y es probable que el entrenador chileno se muestre sensible y piense en incluir a alguno de ellos, o incluso a ambos, para la cita de mañana.

El Olympique de Marsella sueña con la proeza, aunque la empresa se antoja casi épica. "Es tremendamente complicado ganar al Real Madrid por tres goles", afirmó en la víspera el delantero español Fernando Morientes, antiguo jugador del equipo blanco y actualmente en el Olympique.

Para mayor complicación, el equipo francés tiene muchos problemas para marcar goles, una carencia que le ha relegado a la quinta posición en la Liga francesa. Aunque su último triunfo, por 3-1 en el campo del Niza, le dio una dosis de moral.

Didier Deschamps, su técnico, maneja la duda del centrocampista camerunés Stéphane Mbia, quien padece un fuerte esguince de tobillo que le casua dolores al golpear el balón.

El Velódromo de Marsella presentará un lleno espectacular, toda una prueba de carácter para un Real Madrid que debe seguir haciendo méritos para ganarse la confianza de su propia hinchada.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|05:00
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|05:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic