Mendocino detenido es recibido a golpes en el penal puntano

Roberto González Serrano, oriundo de Mendoza, recibió la golpiza por parte de los jefe de guardia “porque queríamos aleccionarlo" dijeron.

“Para que sepa lo que es San Luis”, contestaron cuatro guardiacárceles cuando otro les preguntó porqué golpearon a un interno no bien llegó a la Penitenciaría puntana desde una cárcel de Mendoza.

Diez minutos después de haber recalado en el penal provincial, Roberto González Serrano, de 30 años, ya tenía en la cara las marcas de la “recepción” que le habían hecho los agentes, denunció ante la Justicia el jefe del Servicio Penitenciario, Guillermo Meier.

El preso mendocino, que purga en su provincia una condena por homicidio, vino a San Luis para enfrentar un juicio abreviado en la Cámara del Crimen dos.

El miércoles 11 de noviembre llegó al penal y por un error del personal de guardia lo mandaron a la unidad Dos de Procesados.

El jefe de la unidad, al comprobar que era penado, indicó que lo llevaran a la unidad Uno, de condenados.

"Cuando el jefe de la Uno lo vio dijo 'no lo recibo porque está golpeado'", contó Meier.
"Ingresó sano al Servicio y diez minutos después estaba golpeado, le pegaron los jefes de guardia de la unidad dos", afirmó.

Meier indicó que "los agentes identificados como responsables de la golpiza son el ayudante de tercera Néstor Cuello, el ayudante de quinta Julio Amaya y los subayudantes Guillermo Rodríguez y Roberto Barraza".

Si bien cuando fueron a declarar ante el jefe de la Penitenciaría, como parte de la investigación administrativa sobre el hecho, los guardiacárceles dijeron que "el preso "se puso nervioso" y por eso le pegaron, el testimonio del jefe de la unidad de Penados indica que cuando les preguntó el motivo de la golpiza, le contestaron "le pegamos porque queríamos aleccionarlo, que aprenda lo que es San Luis".

Meier dijo que el detenido tenía lesiones visibles de golpes de puño. Y que los involucrados, con poco más de de diez años de antigüedad, siguen trabajando: "No quise sancionarlos yo porque cierro la posibilidad de una sanción superior, para que no aleguen que fueron sancionados dos veces por un mismo delito", explicó. El jefe de la Penitenciaría dijo que la agresión al preso recién llegado fue totalmente injustificada.

"El año pasado sancioné y casi di de baja a un agente que le pegó un par de cachetadas a un interno, porque le había robado a su mujer, pero en este caso no había ningún motivo", afirmó.

Fuente: El Diario de la República

Opiniones (0)
19 de octubre de 2017 | 01:10
1
ERROR
19 de octubre de 2017 | 01:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes