Deportes

Conocé a los rivales de Argentina en el Mundial de Sudáfrica 2010

Nigeria se clasificó sobre la hora, Grecia lo hizo en el repechaje y Corea no tuvo problemas. Entrá a la nota y enterate de sus figuras, fortalezas y debilidades.

La Selección argentina debutará en el Mundial de Sudáfrica el 12 de junio frente a Nigeria, en Johannesburgo, el 17 lo hará ante Corea del Sur en la misma ciudad, y el 22 cerrará su participación en la primera ronda del grupo B frente a Grecia, en Polokwane.

El derrotero del equipo albiceleste, cabeza de serie del grupo B, comenzará el sábado 12 de junio contra el equipo africano, el mismo rival que ya se encontró en 1994 y 2002.

Ese partido se disputará en el estadio Ellis Park de Johannesburgo, y en esa misma ciudad Argentina volverá a presentarse una semana más tarde ante Corea, el mismo rival del 86, pero en el estadio Soccer City.

Asimismo, Argentina cerrará su participación en la fase inicial ante Grecia, otro antiguo oponente del Mundial de 1994, pero en el estadio Peter Mokaba de Polokwane, el martes 22 de junio.

Nigeria, el gigante africano herido aún es fuerte

Si Nigeria quiere causar algún tipo de impacto en Sudáfrica, tendrá que mejorar fuertemente tras una irregular campaña clasificatoria. Las Superáguilas eran favoritas en su grupo en las eliminatorias, pero empataron tres partidos, dos contra Túnez y uno contra Mozambique.

Su irregularidad hizo que el último día de la eliminatoria su clasificación no estuviera en sus manos. Una victoria contra Kenia en Nairobi no servía de nada si Mozambique no derrotaba a los líderes del grupo, Túnez. Sin embargo, todo se dio: Nigeria venció 3-2 en Nairobi y Mozambique se impuso sorpresivamente 1-0.

La difícil clasificación estuvo muy lejos del desempeño de la selección nigeriana a mediados de los 90. Por eso, en el país más poblado de África hay poco optimismo de que su equipo -una importante fuente de orgullo nacional- repita las glorias del pasado.

Sin embargo, gran parte de las críticas por la pobre campaña eliminatoria fueron para el técnico Shaibu Amodu, y si los rumores son ciertos será reemplazado por un técnico extranjero, posiblemente incluso antes de la Copa de África de enero.

Con varios jugadores en la Premier League inglesa, los nigerianos disponen de varios jugadores destacados, como John Obi Mikel, defensor del Chelsea, el veterano delantero y capitán Nwankwo Kanu, del Portsmouth, así como Joseph Yobo y Yakubu Aiyegbeni (ambos del Everton) y Danny Shittu (Bolton), además el atacante del Wolfsburgo alemán Obafemi Martins.

Corea del Sur espera reeditar la hazaña de 2002

En su séptima aparición consecutiva en un Mundial de fútbol, Corea del Sur espera acercarse a la hazaña de 2002, cuando llegó a las semifinales del campeonato que organizó junto con Japón.

Siete años más tarde, el país espera ansioso el Mundial de Sudáfrica. Pero con más confianza que antes. Si el cuarto lugar en 2002 fue casi un milagro, ahora los coreanos están confiados de meterse entre los últimos ocho en Sudáfrica.

Los surcoreanos disputarán su primer partido en Sudáfrica con Grecia por el Grupo B, que también integran Argentina y Nigeria.

En 2002, Hiddink contaba mayormente con jugadores de la liga coreana, pero ahora, el técnico coreano Huh Jung Moo puede echar mano de una escuadra globalizada con futbolistas que militan en Europa, como el extremo de Manchester United Park Ji Sung, el centrocampista de Bolton Wanderers Lee Chung Yong y el delantero del Mónaco Park Chu Young.

Corea del Sur finalizó la serie clasificatoria como cabeza de su grupo, con un palmarés de 26 partidos invictos y 14 triunfos. La confianza de los asiáticos aumentó el 14 de noviembre cuando consiguió un empate sin goles contra Dinamarca, actual 27 del ránking mundial. Los coreanos ocupan el lugar 48 del listado mundial.

Grecia y la última oportunidad de su generación más exitosa

Se hicieron un lugar en el Olimpo del fútbol al ganar de forma sorprendente la Eurocopa de 2004, pero desde entonces no se supo más nada de ellos: la más exitosa generación de jugadores griegos y su técnico, Otto Rehhagel, tendrán su última oportunidad de producir algo grande en Sudáfrica 2010.

El éxito de Portugal cinco años atrás encendió la locura en una hinchada apasionada como pocas en el espectro europeo, pero ese subidón finalmente quedó en nada, con sucesivas frustraciones en Alemania 2006, Mundial para el que el equipo no se clasificó, y en la Euro 2008, donde fue eliminada en primera ronda tras una triste prestación.

Rehhagel, el general alemán que había obrado el milagro en Lisboa, estuvo bajo el fuego de la prensa y los aficionados, pero el triunfo en Ucrania por la repesca descomprimió un poco la situación y ya hay algunos que suscriben la sensación de que Grecia puede decir algo en la Copa del Mundo.

Angelos Charisteas, el héroe de la final ante Portugal en 2004 que jugará el Mundial con 30 años, es uno de los representantes de la generación que quiere despedirse del espectro internacional con una actuación acorde a lo conseguido a nivel europeo. Los mediocampistas Giorgios Karagounis y Kostas Katsouranis tendrán 33 y 31, respectivamente. El defensor Sotirios Kyrgiakos sumará casi 31, mientras que Angelos Basinas, cuya presencia en Sudáfrica está en el aire, llegará a los 34.

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|13:38
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|13:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic