La chica trasplantada Pilar fue dada de alta y podrá hacer vida normal

"Ahora estoy feliz, es como que volví a nacer, no conozco nada de esta vida", señaló Pilar, quien sufría de un cuadro de glucogénesis desde su nacimiento y tuvo que someterse a dos trasplantes hepáticos.

Pilar Chávez, la joven de 19 años que fue retrasplantada de hígado hace quince días, se mostró hoy "feliz de la vida" al abandonar el Hospital Italiano para regresar a su casa, y los médicos que la atendieron afirmaron que ahora "va a poder hacer una vida plena, estudiar, casarse, tener hijos".
  
Antes de salir del centro asistencial, en declaraciones a distintos canales de televisión por cable, la joven admitió que anoche prácticamente no pudo dormir "por los nervios", ya que se encontraba a pocas horas de volver a su hogar tras las operaciones.
  
Luego de recordar cómo, durante muchos años, se inyectó glucosa cada dos o tres horas debido a una enfermedad que la aquejó desde el nacimiento, se mostró con muchas esperanzas frente a lo que le depara el futuro.
  
"Todo cambia, no me tengo que poner más nada, estoy feliz de la vida", sostuvo.
  
A partir de ahora y por al menos tres meses, Pilar no podráingerir ningún alimento crudo, nada pasteurizado ni envasado al vacío, y en principio deberá llevar una vida tranquila en su domicilio.
  
En el momento del alta de la joven, un grupo de médicos ofreció una conferencia de prensa en el Hospital, pero a Pilar decidieron preservarla y no estuvo ante las cámaras.
  
Pilar sufría de un cuadro de glucogénesis desde su nacimiento, situación que le impedía a su hígado metabolizar los azúcares y que la había obligado a inyectarse glucosa durante toda su vida.
  
Estaba en lista de espera del Incucai desde hacía dos años. Luego de rechazar un primer órgano, el 19 de noviembre pasado volvió a ser trasplantada, esta vez con resultados positivos, y hoy al mediodía recibió el alta médica.
  
Adrián Gadano, jefe de la Sección Hepatología del Hospital Italiano, sostuvo en una conferencia de prensa que "Pilar está muy bien. Se está yendo de alta muy recuperada y va a tener una calidad de vida muy pero muy buena, muy distinta a la que tenía ella antes del trasplante, por la enfermedad que tenía, que era potencialmente mortal".
  
Explicó que Pilar "estaba extremadamente grave" antes del trasplante, y dijo que después de la operación su evolución fue "normal" y ahora "va a poder hacer una vida plena, estudiar, casarse, tener hijos".
  
"Tenemos mucha felicidad por poder verla así. Es muy importante reforzar el mensaje de agradecimiento a todo el equipo que trabajó con ella, a ella misma por su entereza, a toda la gente que hizo posible esto y al Incucai", dijo el médico.
  
Y agregó especialmente entre los agradecimientos "sobre todo al donante en general, porque es quien da o comparte en un acto de generosidad extrema, sin nada a cambio, lo que un paciente más necesita o más está esperando. Pilar vive gracias a ese órgano" que recibió.
  
Durante la conferencia de prensa, los médicos hicieron hincapié en la importancia de la donación de órganos para trasplantes y pidieron que "se siga en este camino", porque si no, "lo de Pilar no podría haber sido realidad".
  
"Los argentinos tenemos que seguir siendo solidarios y seguir donando órganos", afirmaron los especialistas.
Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 07:59
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 07:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'