Deportes

PREVIA:Nueva Zelanda o cuando participar ya es un éxito

En un Mundial de fútbol siempre hay diferentes categorías de participantes: los que aspiran a ser campeones, los que tienen un objetivo algo más modesto, los que se sienten sorpresas y los que, como Nueva Zelanda en Sudáfrica 2010, se restriegan los ojos sólo con estar.

Los "All Whites", poco original pseudónimo para contraponer a estos amantes del blanco con los famosos "All Blacks", la poderosísima selección neozelandesa de rugby que viste siempre de negro, llegan a una Copa del Mundo por segunda vez en su historia. Un éxito en sí mismo.

La referencia al pasado no es antojadiza. De alguna manera, el espíritu de aquella hazaña de llegar a España 82 y jugar ante la Brasil de Zico, Falcao y Sócrates o la Unión Soviética de Rinat Dassaev y Oleg Blokhin está presente en la actualidad. Ricki Herbert, el entrenador, y su asistente Brian Turner fueron figuras entre aquellos 22 privilegiados.

De la mano de Herbert, el primer "kiwi" en jugar en Inglaterra, el equipo creció lo suficiente para transformarse en un bloque sólido dentro del ecosistema de los países de tercer orden futbolístico.

Nueva Zelanda tiene los pies sobre la tierra con respecto a sus posibilidades. Ryan Nelsen lo demuestra: "Queremos los rivales más debiles posibles (en la primera fase) y así, espero que podamos pasar a la segunda". El capitán de la selección y del Blackburn Rovers no tiene tiempo para vender humo.

Su participación en la última Copa de las Confederaciones aportó lo suyo para mantener los pies sobre la tierra: tres partidos jugados, dos derrotas y un empate, siete goles en contra, ninguno a favor.

La ubicación geográfica del país no ayuda al desarrollo de sus jugadores. Alejados de cualquier centro futbolístico, los jóvenes deben marchar a Australia en primera instancia y a Europa o Estados Unidos en segunda para mejorar. Así las cosas, los directivos tienen difícil reunir a todos para organizar amistosos ante equipos poderosos.

Por eso, haber conseguido figurar entre los 32 que estarán en Sudáfrica es un logro mayúsculo que los dirigentes y futbolistas locales esperan que sirva para poner al fútbol nuevamente en boca de la gente y recordarles que el deporte neozelandés no es sólo color negro.
Opiniones (0)
20 de Enero de 2017|01:19
1
ERROR
20 de Enero de 2017|01:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    La sábana africana bajo la luz crepuscular
    19 de Enero de 2017
    La sábana africana bajo la luz crepuscular
    Una inmersión entre dos placas tectónicas continentales
    18 de Enero de 2017
    Una inmersión entre dos placas tectónicas continentales