Deportes

PREVIA:Italia: "Tócala de nuevo, Marcello"

La capacidad para aunar fuerzas cuando las cosas se ponen difíciles, sumada a cierta inclinación nacional por creer en los milagros parecen ser las mejores cartas de Italia en su intento por retener en Sudáfrica el título mundial conquistado en Alemania hace cuatro años.

En 2006, la "azzurra" logró levantar por cuarta vez el trofeo tras una definición por penales en la final contra Francia, una victoria que el entrenador Marcello Lippi optó por adjudicar al denominado "espíritu de equipo" de sus dirigidos.

En efecto, para el éxito fue clave la conformación de un grupo sólido y determinado, una plantilla que no contó con estrellas semejantes a la de Roberto Baggio o Paolo Rossi en el pasado.

Pero como equipo, la Italia de 2006 fue mortal, tanto que diez futbolistas se hicieron presentes en el arco rival, tres de ellos defensores, para un total de 12 tantos. En contraposición, apenas le convirtieron dos goles, uno en contra de su propia valla y otro de penal.

Aunque resultara extraño, cuando aún toda Italia estaba de festejos, Lippi desertó del grupo que había creado, y sólo regresó dos años más tarde para reemplazar a un Roberto Donadoni que lo había sucedido en el cargo sin éxito.

Las malas lenguas aún hoy resaltan cómo Lippi, considerado un héroe nacional, salió de debajo de los focos justo cuando en 2006 el "calcio" se vio sacudido por un escándalo de corrupción que tuvo como principal implicado a su ex club, la Juventus.

Cualquiera que haya sido su rol en el escándalo -si es que lo tuvo-, y sin que ningún cargo haya sido levantado en su contra, Lippi, ahora con 61 años, volvió a asumir las riendas de la "azzurra" apelando a la vieja táctica de generar una mentalidad de grupo ganadora.

Es cierto que su equipo lo pasó mal en la última Copa Confederaciones -ni siquiera logró superar la fase de grupos-, pero no experimentó grandes problemas en su paso por las eliminatorias europeas hacia Sudáfrica 2010.

En definitiva, la situación parece ser similar a la de 2006, quizá un poco peor. Con el improbable regreso de Luca Toni, Lippi no cuenta con un delantero de quilates, aunque tiene para elegir entre unos cuantos que vienen cumpliendo una buena temporada: Vincenzo Iaquinta, Alberto Gilardino, Riccardo Pazzini y Antonio Di Natale.

El esqueleto de la "nazionale" es, sin embargo, el mismo de Alemania, es decir: el portero Gianluigi Buffon, el capitán Fabio Cannavaro, Fabio Grosso y Gianluca Zambrotta conforman la base defensiva, y tienen cuatro años más que entonces, con edades que van de los 32 a los 36.

También los mediocampistas Gennaro Gattuso y Andrea Pirlo confían en que su experiencia siga dando frutos, en vista de que Lippi no ha encontrado reemplazos de peso entre los miembros de las nuevas generaciones de futbolistas que ha probado.

Antonio Cassano, de la Sampdoria, cuenta con el apoyo de muchos hinchas, pero nunca ha sido del particular agrado de Lippi, que sigue sin convocar al polémico delantero.

El entrenador ha recibido numerosas críticas por la exclusión de Cassano, pero parece estar dispuesto a vivir con ellas. Después de todo, tiene en su haber el éxito de hace cuatro años y hoy nuevamente está al comando de la nave que en Sudáfrica buscará que Italia iguale la línea de Brasil, la de los pentacampeones mundiales.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|19:31
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|19:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic