Deportes

Rafael Nadal: la Copa Davis como doble revancha

La final ante República Checa a partir de mañana es una doble revancha para Rafa, que ansía sacarse la espina por su ausencia en la final de 2008 y cerrar con una sonrisa un año que fue irregular.

La Copa Davis, uno de sus torneos preferidos, podría representar el bálsamo que Nadal, número dos del mundo, anhela para cerrar un 2009 que comenzó bien pero que se llenó de contratiempos en su segunda mitad.

Las lesiones le tuvieron mucho tiempo fuera y le impidieron rendir al máximo en la parte final de la temporada. Así quedó claro en las tres derrotas sufridas en el reciente Masters de Londres.

Y ese momento bajo lo puede acusar. "A Rafa lo veo anímicamente mucho mejor que hace unos días. Ahora, lo que no sé es si le va a faltar tranquilidad en los momentos importantes", aseguró a la agencia dpa Toni Nadal, tío y entrenador del número uno español, que abrirá la final mañana ante Tomas Berdych.

"Yo creo que va a salir adelante, se está sintiendo muy a gusto con la pista, pero realmente, sería un camelo (engaño) decir que no se piensa en esas cosas", dijo Toni Nadal.

El sobrino, con la raqueta en la mano, se mostró hoy más seguro y desdramatizó lo sucedido en Londres. "No fue una gran sorpresa para mí. Me había preparado bien, pero sabemos que en el Masters juegan los mejores del mundo y esas cosas pueden pasar. Lo importante es que me preparé muy bien para esta semana y me encuentro en un gran estado. Estoy muy ilusionado con esta final", dijo apelando a algo más que al ranking y el título.

"El espiritu aquí es diferente. Aquí no solo estoy jugando para mí, sino tambien para el resto del equipo. Tanto como cuando ganas como cuando pierdes, lo hace todo un equipo".

Por si quedaba alguna duda de que la Ensaladera puede servir de revancha, Nadal la atajó: "Este torneo es suficiente como responder a los que dicen que en la segunda mitad del año no gané nada. Di todo lo que pude en este tiempo, aunque no pude ganar torneos".

Pero restó trascendencia al efecto de un posible título para 2010. "La Davis es una de las competiciones más importantes que se pueden ganar en el tenis y no lo veo como el cierre de un ciclo o como el inicio de otro".

Pero lo cierto es que el ex número uno mundial podría culminar con éxito un semestre demasiado ajeno a su jerarquía en el circuito tenístico. Su último título fue en Roma, en el mes de mayo. Después se frustró su intento de revalidar la hegemonía en Roland Garros y debió atravesar un período de tres meses fuera de las pistas por lesión, por lo que se perdió Wimbledon y cedió el uno al suizo Roger Federer.

La final que se inicia mañana servirá también para que Nadal pueda quitarse la espina del año pasado, cuando se quedó fuera de la definición contra Argentina por una lesión.

"No sé si será una revancha para Rafa. Será la oportunidad de ganar nuevamente la Davis (integró el equipo campeón de 2004 en Sevilla). Para él es uno de los torneos que más aprecia ganar al final de cada temporada y además sería muy importante para nosotros acabar el año con esta alegría", dijo a dpa Toni Nadal.

Nadal demostró una energía tan contagiosa como comprometida en los entrenamientos de los últimos dos días y, ante todo, participó de las sesiones con un elocuente buen humor.

"Estamos animados porque le hemos visto un juego de muy buen nivel en las prácticas. Después, el futuro dirá lo que sucederá el viernes, pero a Rafa lo veo bastante bien", admitió el tío del jugador.

La final de la Copa Davis 2009 será la oportunidad de escape para Nadal. Un plan de salida a seis meses de frustraciones y una posible puerta abierta al reencuentro con el éxito.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|03:50
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|03:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic