Insólito operativo: quisieron erradicar corrales y terminaron acorralados

Policías y municipales, montaron un operativo para arrasar con cuatro corrales y secuestrar caballos destinados al trabajo callejero. Pero el intendente no lo había autorizado y para colmo la topadora se rompió.

Como una postal de otros tiempos, la cantidad de maquinarias, vehículos y personas que el mediodía de ayer se disponían a hacer cumplir la ordenanza municipal nº 2837 y erradicar cuatro supuestos criaderos clandestinos de animales montaron una intimidatoria escenografía en la zona de la denominada Villa Rasquin, en Godoy Cruz.

Pero tamaño montaje, en el que participó Policía de Mendoza, Policía Rural y personal de Higiene Urbana de la comuna; se desmoronó estrepitosamente ya que el secretario de Gobierno del municipio, Jorge Téves, a cargo del operativo, nunca tomó la decisión de proceder y en lugar de ello, abrió una negociación que a cada minuto se le hizo más cuesta arriba y terminó poniéndolo contra las cuerdas, obligándolo a encontrar un lugar dentro del territorio godoycruceño para reubicar a las cuatro familias que se pretendía desalojar.

La intención inicial de Teves contemplaba arrasar con cuatro corrales, limpiar el terreno donde están dispuestos y secuestrar seis caballos utilizados para trabajo de acarreo callejero, tirando de carretelas. Según el funcionario, las cuatro familias ya habían sido emplazadas en tres oportunidades durante el último año para desmantelar tales instalaciones y la decisión municipal de proceder con la fuerza pública se respaldaba en “una gran junta de firmas de los vecinos”.

A pesar de su condición humilde y de reconocerse “ignorante”, uno de los propietarios de los animales, de nombre Marcelo, admitió que la ordenanza “prohíbe criaderos y yo tengo un solo caballo, no crío animales. Armé este corral porque no tengo espacio en mi casa para meterlo. Si quieren que lo saque, lo hago yo mismo, pero que me digan adónde lo llevo”.

“Ahora dicen que son los vecinos los que se quejan y juntaron firmas para que nos saquen –agregó Marcelo- cuando nosotros somos los que les sacamos la mugre que hacen y los escombros que tiran en las veredas. ¿Vos creés que me gusta andar arriba de un carro? No me queda otra, no tengo trabajo”.

La situación llegó en un momento a tal tensión, que los afectados optaron por resistir la medida introduciéndose junto a sus familias dentro de los corrales e intimar a Teves a “meter topadora”. “Total, vamos a morirnos todos apretados pero si nos sacan los caballos y los carros nos morimos de hambre”, dijo uno de ellos.

Tal determinación, de todos modos, duró sólo algunos segundos. Ya que las sonrisas, por un lado, y el asombro, por el otro, ganaron las caras de los protagonistas cuando advirtieron que a la maquina retroexcavadora que pretendía utilizarse para desmantelar los corrales se había roto.

Mientras tanto, y ya con casi dos horas de negociaciones, recién a las dos de la tarde el intendente municipal Alfredo Cornejo tomó conocimiento de la situación cuando tuvo que estampar su firma para iniciar el operativo. Ya que hasta ese momento, llamativamente y con el operativo montado, no lo había hecho.

Finalmente, la “operación desalojo” no se desarrolló y las partes interpusieron un “impasse” hasta el próximo lunes. Día en que los dueños de los animales ya tendrán que haber desmantelado los corrales y el secretario de Gobierno Jorge Teves, definido el lugar de reubicación.

Opiniones (1)
19 de agosto de 2017 | 20:46
2
ERROR
19 de agosto de 2017 | 20:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Seguro que a este personaje lo último que le importa es el maltrato animal, la cantidad de caretas que se ven por día es impresionante, y las condiciones de los animales es tétrica, claro que le va a molestar si ellos con sus carretas limpian lo que le corresponde al municipio... mientras los pobres caballos sufren!!!
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial