Pasaportes: admiten que hay demoras de hasta tres meses

El plazo oficial es "a partir de los 35 días hábiles". Así lo constató Clarín en el Centro de Documentación de Azopardo. La Policía culpa a la empresa que los confeccionaba hasta el 31 de octubre. Y reconoce que hay más de 30 mil documentos atrasados.

El Centro de Documentación recibe a los que van allí a tramitar su pasaporte y cédula con un ambiguo cartel: "Aviso al público. A partir de los 35 días hábiles de iniciado el tramite recibirá por correo los documentos solicitados". ¿Cuánto demorará, realmente sacar los documentos? ¿36 días hábiles? ¿47 días corridos? ¿El doble?

Clarín estuvo esta semana en el Centro de Documentación y por las quejas que escuchó de la gente las demoras promediaban los 3 meses. Algunas personas, incluso, habían iniciado el trámite en agosto y recién ahora estaban por entregárselos, con lo que el atraso en sus casos llegó a los 4 meses. Se acercan las vacaciones y muchos empiezan a desesperarse porque desconfían que puedan sacar los documentos a tiempo.

El lunes pasado, en la cuadra de Azopardo 620 -ahí funciona el Centro de Documentación- había una cola de alrededor de 100 personas que se mantuvo estable durante casi toda la tarde: a medida que en una ventanilla atendían a la gente, más se sumaban a la fila

Ante la consulta de Clarín, desde el Ministerio de Justicia de la Nación derivaron el tema a la Policía Federal. Y en la Policía reconocieron que hay demoras, pero las atribuyeron a problemas que tuvo en la importación de "material gráfico y filminas de seguridad" Ciccone Calcográfica, la empresa que se ocupaba de la confección de los documentos.

Hasta el pasado 31 de octubre -y desde 1995- los pasaportes y cédulas fueron hechos por Ciccone Calcográfica. Ese día el contrato con la firma se venció y el Gobierno dispuso que el Estado recuperara su confección.

Pero por contrato, todos los documentos cuyo trámite se haya iniciado antes del 31 de octubre deben ser confeccionados por esa empresa, explicó el subcomisario Guillermo Barcelona, jefe de Base de Datos de la Superintendencia de Policía Científica de la Federal.

"A Ciccone todavía le quedan 30.000 pasaportes y cédulas por entregar", aseguró el subcomisario. Y agregó: "A principios de enero terminarían de entregar todo lo que adeudan".

Cuando se reestatizó la confección de los documentos, la Casa de Moneda le entregó a la Policía Federal 200.000 pasaportes y 190.000 cédulas en blanco. Esos documentos se encuentran en una bóveda, con seguridad y refrigerada, del edificio de Azopardo 620.

Según la Policía, los que hayan iniciado los trámites después del 2 de noviembre en unos 30 días recibirán sus documentos. Puede darse así, y siempre según la Policía, la paradoja de que alguien que empezó su trámite en noviembre tenga su pasaporte antes que el que lo empezó en agosto.

En Ciccone prefirieron no participar de esta nota. Pero según fuentes del mercado la firma ya entregó todos los documentos que debía elaborar: "La empresa no le adeuda nada a la Policía Federal".

Como en el cuento del Gran Bonete, nadie parece tener la culpa. A Carina -"así, a secas"- el tema de las responsabilidades ya la tenía sin cuidado. Lo único que le importaba era que al fin cumplieran con la promesa de entregarle el pasaporte. Había iniciado su trámite el 19 de agosto y ayer, a un día de viajar a Guatemala, aún no se lo habían dado.
Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 08:33
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 08:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes