Hallan huellas de los extraviados en el Lanín

San Martín de los Andes, Neuquén.  Las batidas en procura de dar con los cuatro deportistas extraviados en el área Lácar del Parque Nacional Lanín, hallaron huellas esperanzadoras en torno del lago Escondido, a la vez que se había dispuesto una estrategia de pinzas entre el punto de partida de la expedición y el previsto lugar de destino, para intentar cerrar toda la basta zona en la que pudieran haberse extraviado. La búsqueda se extendió hasta cerca de las 21, en que hubo luz natural.

Asimismo, se había sumado personal del vecino Parque Nacional Nahuel Huapi, del GEOP de la Policía neuquina, de Bomberos Voluntarios de San Martín y del Ejército, para apurar los rastrillajes junto con los guardaparques del Parque Nacional Lanín; rescatistas de Incendios, Comunicaciones y Emergencias del área protegida; gendarmes, agentes de Prefectura y baqueanos. En total, había unas 30 personas afectadas a las labores en el terreno y otras 30 en tareas de comunicación, logística y transporte.

También se había solicitado el inicio de operaciones de un helicóptero de Gendarmería (basado en Trevelin), aunque su principal uso no sería el reconocimiento aéreo sino el traslado de personal.

En efecto, la zona de búsqueda es una cerrada porción de bosques, con abundantes montes de caña colihue y vegetación propia de la selva valdiviana, por lo que los claros para vistas desde el aire son escasos. En contraste, la propia cubierta vegetal ofrece pistas a los rescatistas, que saben leer las huellas que producen los caminantes.

En lago Escondido

En ese sentido, trascendió que una de las comisiones detectó rastros en torno del lago Escondido, a un puñado de kilómetros de la ruta original que debía emprender el grupo proveniente de la ciudad de Neuquén, e integrado por Luciano Peretta, Matías Rodríguez, Juan Cabezas y Sergio Haramiuk.

Se trata de turistas pero también de personas preparadas para las carreras del tipo "expedición", según confiaron desde la dirección de Prensa del Parque Lanín. De hecho, llevaban equipo adecuado y al menos un posicionador satelital. Sin embargo, no portaban equipos de comunicación.

La idea de los deportistas era iniciar la caminata desde Quila Quina a Pucará, pera continuar luego hasta Hua Hum, desde donde emprenderían el regreso en vehículo. El periplo es de unos 30 kilómetros por el corazón del área Lácar del parque.

Si bien la excursión discurre por bosques y sotobosque tupidos, como se apuntó, no es considerada una caminata de extrema dificultad, aunque hay cursos de agua de deshielo que bajan abundantes por estos días, así como zonas de suelo quebrado.

Al mismo tiempo, tampoco se descartaba que hubieran perdido el rumbo accediendo a cañadones ubicados hacia el sudoeste, camino a Chile, por lo que parte de los rescatistas manejaban esa hipótesis como otra de las alternativas para orientar la búsqueda.

Las brigadas esperaban hallar evidencias de un campamento para pasar la noche, lo que les permitiría reconstruir con más precisión los movimientos de los deportistas, según confió a este diario Alberto Ceufferheld, responsable del ICE e integrante del equipo de logística afectado a los operativos.

Los extraviados

Como informó este diario en su edición de ayer, los cuatro hombres, de entre 38 y 40 años, fueron transportados hasta Quila Quina por un amigo de San Martín de los Andes, quien debía esperarlos el domingo por la tarde en el sector Hua Hum, a unos 40 kilómetros al este de la ciudad, desde donde emprenderían el regreso en vehículo. Pero pasaron las horas sin que hubiera noticias de la expedición, por lo que el colaborador dio el aviso de extravío, primero a los Bomberos de San Martín y luego al ICE, también basado en la localidad.

De inmediato comenzó la búsqueda, que continuaba al cierre de este informe.

Los rastrillajes se organizaron con una estrategia de pinzas, desde Quila Quina al punto de retorno, de modo de abarcar en un movimiento envolvente todo el recorrido que habían previsto los deportistas. El objetivo era que ambos grupos -uno de ellos con el auxilio de un can rastreador- avanzaran en sentido contrario hasta encontrarse en río Pucará, para luego reorientar la búsqueda.

Asimismo, se preveía conformar un campamento base en el extremo oeste del lago Escondido, con una central móvil de radio frecuencia VHF y tiendas de campaña con capacidad para 40 personas. El tiempo volvió a presentarse desapacible, con precipitaciones intermitentes, pero lejos de las condiciones extremas que pueden vivirse en esta latitud. Los deportistas podrán haberse sumido en un cuadro de hipotermia leve producto de la lluvia persistente, lo cual podría provocarles una carga mental y física mayor, pero no los comprometería vitalmente.

Fuente Diario Río Negro
Opiniones (0)
18 de octubre de 2017 | 07:35
1
ERROR
18 de octubre de 2017 | 07:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes