Cayó banda de estafadores: fraguaban ventas de propiedades para cobrar falsos boletos e hipotecas

Las detenciones se concretaron en las últimas horas en el marco de 14 allanamientos realizados en la Capital Federal, el Gran Buenos Aires y el interior del país, según revelaron esta mañana fuentes policiales. De acuerdo con lo señalado por los investigadores, la organización delictiva logró recaudar "más de 4 millones de dólares" y llegó a concretar sus maniobras con viviendas de personas inocentes que ni siquiera las habían puesto a la venta.

Buenos Aires. Una banda de estafadores, integrada por escribanos, abogados y gestores, que se dedicaba a fraguar ventas de inmuebles para finalmente cobrar boletos de
compra-venta e hipotecas a futuros compradores, fue desbaratada por la Policía Federal, que detuvo a cinco hombres y una mujer.

Las detenciones se concretaron en las últimas horas en el marco de 14 allanamientos realizados en la Capital Federal, el Gran Buenos Aires y el interior del país, según revelaron esta mañana
fuentes policiales.  De acuerdo con lo señalado por los investigadores, la organización delictiva logró recaudar "más de 4 millones de dólares" y llegó a concretar sus maniobras con viviendas de personas inocentes que ni siquiera las habían puesto a la venta.

Los allanamientos, 14 en total, fueron realizados en forma simultánea por detectives de la División Defraudaciones y Estafas de la Superintendencia de Investigaciones Federales en la avenida Córdoba al 1300 y en Las Heras al 1900, del barrio porteño de  Recoleta; en Lavalle al 1500 de Montserrat, en Carlos Pellegrini al 400, del microcentro, y en la avenida Rivadavia al 4900 y Rosario al 200 de Caballito.

También fueron allanadas propiedades de la avenida Corrientes al 1400 del Balvanera, Aranguren al 3900 de Floresta, Remedios de Escalda de San Martín al 3800 de Villa del Parque, en la localidad bonaerense de San Isidro y en la Calle 49 al 800 de la ciudad de la Plata, como así también en la avenida Paterson y Frayle Pintado del Departamento Ledesma, de la provincia de Jujuy.  Durante los operativos fueron secuestrados aparatos de telefonía celular, agendas personales, gran cantidad de documentación relacionada con empresas y formularios, balances y requerimientos de inscripciones de distintas sociedades, legajos originales de  diversas empresas y formularios de requerimientos de inscripciones, según señalaron a Noticias Argentinas las fuentes consultadas.

Además, fue hallada gran cantidad de documentación relacionada con inmuebles de distintas zonas del conurbano bonaerense y de la zona norte de la Capital Federal, fotocopias de documentos nacionales de identidad a nombre de diversas personas, escrituras,
formularios de habilitación de comercios, protocolos, escrituras y legajos de interés para la causa. 

Los detectives de la División Defraudaciones y Estafas de la Superintendencia de Investigaciones Federales lograron establecer que los estafadores, quienes además contaban con la colaboración de personas denominadas "carpeteros", operaban simulando ventas de
propiedades de alto valor de distintos barrios de la Capital Federal, la zona de la Costa Atlántica, el conurbano bonaerense y el interior del país.

La maniobra de los estafadores consistía en simular una venta del inmueble de parte del verdadero propietario, que nunca se enteraba de la situación, a un sujeto o sociedad  inexistentes.
 

Luego, la falsa venta la realizaban dos veces, pero en la segunda oportunidad, grababan una hipoteca y finalmente se la vendían a un comprador de buena fe.   Según se estableció, la escritura no era apócrifa, aunque los datos sí.  Los escribanos implicados certificaban las identidades inexistentes y fichaban personas que no eraon las propietarias originales, sino que se hacían pasar por tales.   Cuando la vendían al comprador, le pedían una seña importante
en dólares -alrededor de 50.000-, y le hacían pagar la hipoteca que oscilaba entre los 40.000 y 200.000 dólares, es decir que los estafaban en estos dos montos.

Luego, cuando iban a firmar el boleto, la escribanía del comprador advertía el engaño, pero cuando iban a buscar a los vendedores, los mismos no existían y se quedaban con ambos
importes y responsabilizan al escribano, quien decía que también había sido engañado, aunque esa situación que no era cierta.   Hasta el momento se confirmaron cuatro hechos, con los cuales se sospecha que la organización cometió estafas por al menos 4 millones de pesos.

En la causa, caratulada como "Estafas reiteradas, asociación ilícita y falsificación de documentación pública", intervino el juzgado Criminal de Instrucción 49 del juez Facundo Cubas, y la Fiscalía de Instrucción 14 a cargo de Andrés Madrea.

Opiniones (0)
23 de noviembre de 2017 | 14:03
1
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 14:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia