Deportes

La Copa Libertadores 2010 se jugará sin Boca Juniors ni River Plate

Por primera vez desde 1992, los dos clubes más populares de Argentina se quedarán afuera del torneo más importante de América. Vélez, Estudiantes y cuatro equipos más disputarán el certamen continental en representación del fútbol argentino.

Los archirrivales del fútbol argentino terminan 2009 con el mismo destino, lejos del torneo continental y de los títulos del fútbol local, tras un año de pobre nivel futbolístico en el que ambos equipos cambiaron entrenadores pero no lograron remontar la crisis.

En cambio, ya se aseguraron un lugar en la edición 2010 del certamen continental Vélez Sarsfield, ganador del torneo Clausura; y Estudiantes de La Plata, campeón de América 2009.

También jugarán el ganador del torneo Apertura actualmente en disputa y los mejores tres equipos de la clasificación a la Libertadores, encabezada por Colón de Santa Fe -que ya se ganó su lugar- Lanús, Banfield, Newell's Old Boys, San Lorenzo e Independiente.

Ahora, si ni San Lorenzo ni Independiente logran entrar, entonces ninguno de los cinco grandes clubes del fútbol argentino estará en la máxima cita continental, una señal de advertencia sobre la decadencia que vive el deporte que es pasión de multitudes.

Desde el año 2000 Boca ganó cuatro ediciones de la Libertadores (2000, 2001, 2003 y 2007) y sólo se quedó sin jugar en 2006, mientras que River Plate tuvo asistencia perfecta desde 1993.

¿Qué pasó? No hace falta hurgar demasiado para encontrar las causas de este presente penoso tanto en la liga local como en copas internacionales.

La crisis económica frenó las transferencias al exterior y encontró a ambos clubes sin recursos suficientes para reforzar los planteles que habían sido devastados en años anteriores por la venta de sus principales figuras.

River pasó en cuestión de meses de conquistar el torneo Clausura 2008 a quedar en el fondo de la tabla en el Apertura 2008, sumido en una crisis de la que todavía no pudo salir pese a que entre tanto pasaron por el banquillo Diego Simeone, Néstor Gorosito y ahora Leonardo Astrada.

La promesa que deparaba el delantero Diego Buonanotte resultó sobrevaluada y el equipo se basa hoy en tres veteranos: el conflictivo pero referente Ariel Ortega (35), Marcelo Gallardo (33) y Matías Almeyda (35).

Con sospechas sobre triangulaciones de pases de sus jugadores, una administración investigada por la justicia y una interna feroz de cara a las elecciones de las nuevas autoridades "millonarias" el próximo 5 de diciembre, River llega a fin de año sin saber qué le depararán los próximos meses.

En Boca la situación actual no es mejor. Ganó en 2008 la Recopa Sudamericana y el Apertura, pero el año 2009 es para el olvido. Alfio Basile regresó a la dirección técnica para reemplazar al despedido Carlos Ischia y vivió meses tumultuosos en los que más de una vez estuvo a punto de irse.

Este fin de semana los directivos volvieron a ratificar al "Coco" en el puesto, mientras volvieron a circular las versiones sobre peleas internas en el plantel entre sus dos principales referentes, el lesionado Juan Román Riquelme y el goleador Martín Palermo.

"Hay que saber sobrellevar este mal momento, afrontar los próximos partidos que quedan y pensar en el próximo año", admitió el delantero bautizado como "San Palermo" por el seleccionador argentino Diego Maradona y que a sus 35 años sabe mucho de caídas y renacimientos.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|09:14
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|09:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016