Deportes

Barcelona se quedó con el clásico y la punta en el campeonato español

Con un gol de Zlatan Ibrahimovic Barcelona se apoderó de una nueva edición del clásico de España. Además, el equipo Catalán pasó a comandar la tabla de posiciones del certamen español. Los dos terminaron con diez hombres.

El Barcelona se convirtió hoy en el nuevo líder de la Liga española al vencer por 1-0 al Real Madrid en un clásico de enorme categoría que se decidió gracias a un bonito gol del sueco Zlatan Ibrahimovic.

Hubo de todo: pasión, juego, estrellas, espectáculo, tensión, talento, entrenadores, expulsiones, sudor, corazón... Exactamente lo que se pedía a un clásico fantástico y que sirvió para reivindicar la categoría de ambos contendientes. Y el Barcelona se llevó el premio máximo: nuevo triunfo ante el eterno rival, liderato y el aplauso de una hinchada orgullosa de sus colores.

La primera parte (y todo el encuentro) fue tan buena como se esperaba, digna de dos de los equipos más poderosos del mundo. El escenario era el que se esperaba, con un Barcelona intentando manejar el balón y un Real Madrid con un juego más directo.

Nadie faltó a la fiesta. Estuvo Cristiano Ronaldo en el Real Madrid, igual que Lionel Messi en el Barcelona. Los dos actores más cotizados de la superproducción exhibida hoy en el Camp Nou, aunque ninguno de los dos estuvo a su mejor nivel.

Lo que no se esperaba fue el imponente despliegue táctico del Real Madrid en la primera parte, logro del técnico Manuel Pellegrini, tan criticado. El conjunto visitante elevaba mucho su línea defensiva y encontraba solidaridad en todos sus jugadores. Tampoco renunciaba al ataque. Era el mejor Real Madrid de la temporada, sin duda, con Xabi Alonso como general.

El Barcelona se atascó desde el comienzo y tardó mucho en encontrar soluciones para hacer su conocido fútbol de toque. Más aun, fue el Real Madrid el que sumó las mejores ocasiones de la primera mitad.

Ninguna fue más clara que la de Cristiano Ronaldo a los 20 minutos. El Real Madrid salió con arte de una presión rival y Kakà llevó el balón hacia el portugués, solo delante de Víctor Valdés. El arquero dio un paso adelante, luego otro más, y salvó el disparo del punta del Real Madrid. Hacía tiempo que no se veía a un Barcelona tan desconcertado.

El Camp Nou respiró, pero acusó el susto, y el Real Madrid fue el amo del encuentro hasta la media hora. Fue entonces cuando Andrés Iniesta se incorporó a la medular e intentó llevar balones a sus puntas, equilibrando el duelo. Aunque Henry y Messi pasaron por el encuentro como fantasmas; no tuvieron ningún peso.

Iker Casillas, el portero del Real Madrid, saludó el descanso con su mejor rostro en años, pues nada había sufrido. El equipo blanco se marchó al descanso con satisfacción, pero quedaba una duda: ¿Aguantaría su impresionante despliegue físico en la segunda parte?

Por lo pronto, Ibrahimovic entró en el partido a los 50 minutos en lugar de Henry. Y, sobre todo, el Barcelona comenzó a encontrar a Xavi. Pero el Real Madrid era puro vértigo en los contraataques.

El Camp Nou volvió a temblar a los 53 minutos, cuando Higuaín se quedó solo ante Valdés, pero Puyol se echó al suelo como un titán y salvó. La respuesta del Barcelona sería la más contundente posible...

A los 56 minutos, el Real Madrid se quedó partido en la medular (¿cansancio?) y no defendió bien la banda derecha de Alves. El brasileño puso un centro perfecto al segundo palo, donde apareció la gigantesca figura de Ibrahimovic para marcar con un remate de primera. Delirio en el Camp Nou.

El Real Madrid debía acudir a un "Plan B" y le ayudó Busquets, quien a los 62 minutos fue expulsado al cortar un balón con la mano y ver su segunda tarjeta amarilla. Guardiola introdujo a Touré Yayá y Pellegrini situó a Benzema en lugar de Cristiano Ronaldo, muy cansado. Las pulsaciones de los hinchas subían a medida que pasaban los minutos.

Sufría Guardiola, también Pellegrini. El Real Madrid intentaba dominar y llegaba, pero el Barcelona tampoco renunciaba y se sucedían las llegadas, aunque tampoco se producían remates especialmente peligrosos. Pellegrini se la jugó y sacó a Raúl por Arbeloa. Una decisión que no le salió bien, pues acumuló muchos delanteros, demasiados, y le faltó juego.

El Real Madrid intentó acorralar a su rival en el último tramo, aunque al Barcelona siempre le quedaba el tremendo corazón de Puyol, inmenso todo el encuentro. El equipo blanco también echaba una mejor versión de jugadores como Higuaín o Kakà, muy disminuidos en este tramo de partido.

Los minutos se fueron marchando y el Barcelona supo defenderse con la mejor fórmula: tener el balón en los pies. El Real Madrid claudicó, como quedó sellado con la expulsión de Lass por su segunda tarjeta amarilla en el último minuto.

El equipo azulgrana se llevó un triunfo que le supo a gloria, y más después de jugar media hora con un hombre menos. Y también ganó el fútbol, pues fue un clásico sensacional.

FICHA DEL PARTIDO:

BARCELONA: Valdés; Alves, Piqué, Puyol, Abidal; Busquets, Keita (Touré Yayá, m.65), Xavi; Iniesta, Messi y Henry (Ibrahimovic (m.50).

REAL MADRID: Casillas; Ramos, Pepe, Albiol, Arbeloa (Raúl, m.73); Lass, Xabi Alonso, Marcelo, Kakà, Cristiano Ronaldo (Benzema, m.64) e Higuaín.

GOLES: 1-0, m.56: Ibrahimovic.

ÁRBITRO: Undiana Mallenco. Mostró tarjetas amarillas a Arbeloa (m.34), Albiol (m.41), Pepe (m.68) y Marcelo (m.78), y expulsó a Busquets (m.62) y a Lass (m.90) por doble tarjeta amarilla.

CAMPO: Camp Nou.

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|02:54
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|02:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic