Una mujer trompeó a otra en una sede judicial de Guaymallén

La agresora había sido citada a una oficina fiscal para imputarle el delito de amenazas, debido a que una vecina la denunció.
Al salir de la oficina se encontró con la denunciante, quien estaba esperando que la atendieran; se había presentado a denunciar nuevamente a la mujer y por esa razón fue golpeada. Fue arrestada y la encarcelarán.

Una mujer recibió una golpiza en la Oficina Fiscal Nº 9, se la propinó una vecina quien había sido denunciada por la primera por lesiones y amenazas. Una mujer policía tuvo que practicarle una “llave de lucha” a la agresora para reducirla. Luego quedó detenida y este lunes la trasladarían al penal de mujer de El Borbollón.

El hecho de violencia ocurrió este jueves por la tarde en la mencionada sede judicial de Guaymallén. Las protagonistas son dos vecinas, de aproximadamente unos 30 años, que viven en el barrio Suyai, de Buena Nueva; una de ellas ha sido reiteradamente denunciada por la otra; las acusaciones: lesiones y amenazas.

Por esta razón, la denunciada fue citada a la oficina fiscal y se enojó mucho cuando el ayudante de fiscal Juan Ticheli y el fiscal Mariano Carabajal le comunicaron que le “pintarían los dedos”. Su ira creció cuando le indicaron que la acusación se debía a las denuncias hechas por su vecina.

Se resistía a esta medida y comenzó a gritar: “A mi no me imputa nadie”. Habrá pensado que esa era una decisión de ella. Luego los policías de la zona dejaron trascender que es una mujer conflictiva y que los vecinos del barro Suyai habían juntado unas 900 firmas para que la saquen del conglomerado.

Es posible que alguna razón tengan (los vecinos) sobre su agresividad, habida cuenta de lo que sucedió después de que la imputaron.

Salió de la oficina y se encontró de frente con su denunciante, quien estaba esperando ser atendida, pues había concurrido a la sede judicial a radicar otra denuncia contra ella.

Ésta al verla se asustó; la otra, por el contrario, montó en cólera y se le fue encima. Según contaron los que estuvieron presentes, le aplicó un “un gancho de derecha” que casi la tumbó. Siguió golpeándola pero una mujer policía salió rápidamente de su escritorio, tomó a la agresora y con una llave de artes marciales la neutralizó.

Los dos magistrados observaban atónitos el espectáculo mientras estaban instruyendo una causa más grave, el homicidio de un hombre al que lo mató de tres puñaladas su hermano.

Decidieron dejar encerrada a la imputada en uno de los calabozos de la comisaría Novena y, según fuentes policiales, el lunes sería llevada al pabellón de mujeres de la cárcel de El Borbollón, debido a las acusaciones que pesan en su contra.

Opiniones (1)
19 de septiembre de 2017 | 21:04
2
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 21:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. BUENA POR LOS FUNCIONARIOS JUDICIALES NO HAY QUE PERMITIR QUE OCURRAN ESTAS COSAS EN UNA SEDE JUDICIAL. ES INCREIBLE LA ARROGANCIA CON LA QUE ACTUABA ESTA ANTISOCIAL. SE CREÍA QUE SE IBA A HACER LO QUE ELLA QUISIERA????
    1
En Imágenes