Deportes

Gonzalo Higuaín, ¿la solución o el problema?

El chileno Manuel Pellegrini, técnico del Real Madrid, tiene ante sí un dilema con acento argentino antes del clásico ante el Barcelona: Gonzalo Higuaín. ¿Relegará al banquillo a su delantero más en forma después de marcar cuatro goles en los últimos cinco partidos?

El técnico chileno no despejó hoy ninguna duda. "No sé quién ha dicho que Higuaín va a estar en el banquillo. La alineación la veremos el domingo", declaró.

A principios de semana, la prensa señaló a Higuaín como candidato al banquillo ante el Barcelona, y más después de que Pellegrini decidiera reservar el miércoles a Karim Benzema ante el Zúrich suizo.

Pero Higuaín fue titular en ese encuentro y marcó el único gol del partido, que le dio a su equipo un triunfo vital y el liderato de su grupo en la Liga de Campeones. Y el debate volvió a abrirse.

Cristiano Ronaldo podría volver a la titularidad ante el Barcelona después de superar una larga lesión de tobillo y en principio todos daban por seguro que Higuaín fuera el damnificado. Pero el buen estado de forma del argentino hizo florecer una nueva hipótesis: ¿Y si es Benzema quien se queda en el banquillo?

Pellegrini mantiene la incógnita: "No sé de dónde se sacan las informaciones de si jugará uno o el otro (Benzema o Higuaín). La formación se verá el día domingo".

Sea cual sea la decisión, Pellegrini se expone a la crítica en caso de fracaso. Benzema, de 21 años, es un jugador que llegó a principios de temporada de la mano del nuevo presidente, Florentino Pérez, por 35 millones de euros (52,3 millones de dólares).

Mucho menos costó Higuaín, que llegó al club en 2006, en el mercado de invierno europeo, cuando Pérez estaba prácticamente de salida de su anterior etapa en la presidencia.

El argentino, que tiene la misma edad que el francés, sigue a lo suyo, haciendo lo mismo que en las anteriores temporadas en el Real Madrid: callar, trabajar y hacer goles.

Higuaín es un hombre discreto que cada campaña arranca como suplente y al final acaba ganándose un puesto. Pero esta vez se redobló la apuesta y la competencia es feroz, con las incorporaciones de Benzema, Cristiano Ronaldo y hasta Kakà.

Al menos, Higuaín ya se ganó una pequeña satisfacción: en la rotación se situó por delante del veterano capitán, Raúl, quien ni siquiera figura en las apuestas como candidato a titular en el Camp Nou.
En Imágenes