Deportes

Nadal: "Uno no siempre está al cien por cien y hay que aceptarlo"

"Yo peso exactamente lo mismo. Lo puedo decir en inglés. Igual es el cambio de 'look'. Yo llevo desde el 2005 pesando 85, 86 kilos, y no me muevo de ahí, pero cuando uno gana parece que se ha puesto más fuerte", tiró Rafa.

Un Rafa Nadal positivo que dijo adiós a la Copa Masters de Londres y recordó, tras caer ante Novak Djokovic, que uno no siempre está al cien por cien y hay que aceptarlo, además de admitir que quizás le esté faltando tener el esquema de juego un pelín más definido.

El español se despidió del Masters en Londres sin haber ganado un solo set en sus tres encuentros disputados en la Round Robin del 'Torneo de Maestros'. Tras caer ante el serbio, Nadal volvió a tratar de explicar qué cree él que le está faltando para lograr, de nuevo, las plenas facultades físicas. "Estoy jugando un pelín más sin esquema de juego, necesito recuperar un poco más esa sensación". También bromeó al afirmar que igual se le había "agotado la batería. ¿He perdido fuerza? No lo sé, a veces se te agota la batería y tienes que comprar pilas nuevas. Y es lo que haré de cara al año que viene, recargarlas. Trabajaré duro para recuperarme y estar al cien por cien".

Tras perder en la carpa del 02, el mallorquín admitió que no concluyó este choque con malas sensaciones y quiso aclarar que él no era el tipo de tenista que dictaba, por lo general, los partidos. "Llevar la iniciativa en todos los puntos es algo que no he hecho en mi vida; yo no soy un Djokovic que se pasa todo el partido atacando, yo tengo mi estilo de juego y no lo voy a cambiar ahora".

No le dio tiempo a tratarse los problemas de espalda
En cuanto a las molestias que sufrió durante el segundo set y por las que tuvo que ser atendido por el fisioterapeuta, explicó: "Sentí un dolor en la espalda, luego sentí un pinchazo al sacar y me dolía al hacer la rotación en el revés. No me lo he tratado porque he tenido el control antidopaje", explicó.

Dijo desconocer cómo podría afectar a su ránking el resultado del encuentro de hoy ante Djokovic y ante la posibilidad de que el serbio continuara sumando puntos en el Masters. Ahí, incidió en que su situación en la lista de la ATP no era lo que más le inquietaba: "Que quede claro que acabar el año siendo 2 o tres...si acabas uno, muy bien, claro que eso es especial pero del 2 al 3... llevo ya años suficientes ahí. Quiero ser competitivo para jugar muchos torneos".

Recordó, a este respecto, que en el tenis "uno no siempre está al cien por cien y hay que aceptarlo. Yo estoy en perfectas condiciones para encarar el año que viene al cien por cien, con motivación. Yo estoy igual que siempre pero he perdido un pelín el ritmo que tenía en el último año y medio", dijo.

Preguntado, otra vez, por su aparente delgadez, Nadal reiteró que él continuaba manteniendo su mismo peso. "Yo peso exactamente lo mismo. Lo puedo decir en inglés (ironizó). Igual es el cambio de 'look'. Yo llevo desde el 2005 pesando 85, 86 kilos, y no me muevo de ahí, pero cuando uno gana parece que se ha puesto más fuerte. Y las cosas son mucho más simples", explicó.

Sobre la Copa Davis, que disputará con España frente a la República Checa en Barcelona, admitió que le hacía "mucha ilusión" jugarla en casa y que haría "lo posible para jugar bien en tierra. Tengo confianza, será una final diferente y el cambio a tierra siempre será complicado al principio pero tengo una gran motivación de acabar el año ganando y de tener la oportunidad de jugar bien en tierra y de ganar algo para mi país", aseguró.

Cuestionado por sus recuerdos del año 2000, cuando fue el abanderado del equipo español de la Davis, también en Barcelona, respondió: "recuerdo un poco de susto cuando salía con la bandera, tenía 12 o 13 años. Fue un ambiente especial; yo nunca había estado en una competición como la Davis, en directo, y por eso disfruté. Fue algo realmente bonito y que uno no olvida".

Además, también aseguró que no se iba con sensación de decepción del Masters. "Lo es sí es decepcionante es si estás aquí con la sensación de que tienes una gran posibilidad de ganar, pero yo no la tenía. Antes de venir, sabía que sería un torneo muy difícil y no dejé de intentarlo. Nadie puede decir que no. Lo intenté en cada sesión de entrenamiento y en cada partido. Y estoy jugando contra los mejores y en esta superficie no ha sido suficiente", concluyó. Y, además, tuvo claro que no pretendía "olvidar" ni esta Copa ni ninguna otra competición. "No quiero olvidarme de ningún torneo, sólo de los que no he podido jugar por lesión. Este torneo me ha dado sensaciones diferentes y la oportunidad de ver qué tengo que hacer para jugar mejor y para empezar bien la temporada que viene. Tengo que ser más competitivo en estas superficies".
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|18:46
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|18:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic