Jaque, Gioja, los vitivinícolas y un anuncio millonario

Agenda del vino: El viernes 23, el sector se reunirá en Bianchi de San Rafael con los gobernadores electos que ya confirmaron su asistencia. También participaría Oscar Tangelson, Viceministro de Economía de la Nación, quien traería la noticia de un préstamo de US$ 60 millones aprobado en Washington.

Las expectativas de la vitivinicultura argentina –mayormente de Mendoza y San Juan- durante las últimas jornadas estuvieron centradas en la reunión que la semana entrante mantendrán con Celso Jaque y José Luis Gioja. Al menos, de los funcionarios que esperan entrevistar los bodegueros, son los únicos que hasta el momento han confirmado su presencia.

Pero, si bien la oportunidad es importante porque hace tiempo esperan poner sobre la mesa el asunto de la continuidad del Plan Estratégico del Vino (Pevi) y la consolidación de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), aguardan una grata sorpresa: los US$ 60 millones de préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que podrían quedar a disposición de la industria del vino argentino, más otros $ 2,7 millones que el Consejo Federal de Inversiones (CFI) dispondría para reforzar la campaña de comercio exterior del sector.

Esto último podría ser la mejor noticia de la semana que viene, aunque para ello aún no ha confirmado su asistencia el Viceministro de Economía de la Nación, Oscar Tangelson, quien estaría encargado de anunciar oficialmente el inédito volumen de dinero –para el sector- que tiene como fin financiar proyectos de inversión.

La ventaja, además de la inyección de capitales que recibiría el sistema, es cualitativa debido a que los tomadores no se enfrentarían a las normas de Basilea que los bancos con presencia en Argentina tienen sobre si como una espada de Damocles.

Claro que los objetivos que busca alcanzar el BID son: que los proyectos tengan repercusión social, impacto en la generación de mano de obra, que estimulen la innovación tecnológica y la generación de valor agregado en la industria vitivinícola.

Sin embargo en la industria conocen la dura hipótesis que posee el sector en cuanto a la asociatividad de los distintos actores de la actividad. En ese escenario, los más duros son los trasladistas, a quienes mucho no les atrae la idea de asociarse o lo que es lo mismo, compartir ganancias.

Del otro lado del charco están los cooperativistas, donde la integración de la cadena de valor es mucho más sencilla para ser planteada en el marco de algún proyecto de inversión. En el medio, están los pequeños productores, a quienes –ya se ha demostrado en operativos anteriores- les cuesta mucho imaginarse dentro de un plan de crecimiento que además es para tomar deuda, un caro asunto para muchos que a duras penas salieron de los compromisos cuando la crisis de los años 2001 y 2002.

Aporte del CFI

Si bien algunos en la industria afirman que el aporte para 2007 está atrasado, muchos prefieren decir que el acuerdo “está por salir”.

A esta altura del año, distinta habría sido la situación si los gobernadores electos de Mendoza y San Juan ya hubieran asumido y al menos avanzado en la conversación con el CFI.

Esto es así porque la liberación de los fondos que ya están reservados para asistencia del sector no es un trámite automático y además requiere el consenso del resto de los gobernadores de las provincias vitivinícolas.





 
Opiniones (1)
20 de agosto de 2017 | 17:21
2
ERROR
20 de agosto de 2017 | 17:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. pueda ser que le toque algo al chabon que esta cocechando en la foto,.-
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial