Deportes

Vuelve el añorado: Los 20 minutos de Cristiano Ronaldo

El público del Santiago Bernabéu rugió sólo con verlo salir a calentar. Tanta era la impaciencia por verlo de nuevo que hasta el mismo jugador del Real Madrid se mostró ansioso.

El extremo llevaba 20 minutos haciendo ejercicios en la banda cuando Manuel Pellegrini decidió darle entrada. Corría el minuto 70 y el portugués sustituiría a Raúl, el gran capitán.

El Madrid ganaba 1-0, el mismo resultado con el que acabaría el partido, y Cristiano tendría tiempo para desfogarse, para soltar los músculos antes de la gran cita del domingo frente al Barcelona.

El aplauso fue estruendoso. El Zúrich apenas era reclamo hoy para el público madridista, que en gran parte acudió al estadio para ver de nuevo de corto a Ronaldo, 56 días después de su lesión.

Dos meses parado son demasiado tiempo para el jugador más caro del mundo. El "añorado" tenía quizá demasiadas ganas de volver a competir. Bicicletas, recortes, regates. Cristiano ensayó su famoso repertorio, pero todo quedó en nada.

Sólo al final, rozando el minuto 90, cuando los nervios se habían templado, el extremo enlazó una pared con Esteban Granero, se plantó delante del arco y disparó. El público contuvo el aliento, pero el arquero suizo rechazó el balón y ahogó en un pozo la ilusión blanca. El gol tendrá que esperar.

Cristiano se lesionó el 30 de septiembre, en el mismo estadio que hoy lo aclamó, en un partido de Champions ante el Olympique de Lyon. Souleymane Diawara barrió su tobillo con fuerza y lo derribó en el área francesa: penal.

El golpe fue duro, pero el portugués no se retiró hasta unos minutos más tarde, sólo después de marcar el segundo de sus dos goles. Diagnóstico: esguince de grado 2.

Apenas diez días después, sin embargo, Cristiano reapareció para jugar con Portugal un decisivo partido de clasificación contra Hungría. El jugador duró sólo 26 minutos sobre el campo. Allí empezó su calvario.

La primera estimación decía que la recaída de la lesión obligaría al jugador a estar al menos un mes fuera del equipo. El tobillo, sin embargo, mejoró con más lentitud de lo esperado. El Madrid recurrió incluso al prestigioso especialista holandés Cornelius Nicolas Van Dijk.

Por eso el club casi entra en crisis cuando Carlos Queiroz decidió llamarlo de nuevo para jugar con Portugal los partidos de repechaje a Sudáfrica 2010. El extremo se desplazó a Lisboa para pasar revisión médica y regresó a Madrid para tranquilidad de sus empleadores, que este verano boreal pagaron al Manchester United nada menos que 94 millones de euros (160 millones de dólares) por sus servicios.

En Madrid se hablaba de que el jugador estaba ansioso por volver. "Lo necesito", dijo a sus compañeros un día antes del partido. Vuelve en el momento justo, para no perderse el domingo su primer clásico contra el Barcelona, la fecha grande del fútbol español.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|13:00
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|13:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016