Detienen a una jubilada por haber asesinado a los hijos de sus vecinos

Ocurrió en Irán y la mujer los mató al sentir "rencor hacia la madre". Unos trabajadores hallaron un ánfora con restos humanos en las excavaciones para una nueva carretera. La detenida de 68 años podría ser condenada a la pena capital.

Una mujer mató a dos hijos de una pareja de vecinos hace medio siglo en el sur de Irán, pero el crimen no se ha descubierto hasta ahora, gracias a las excavaciones para la construcción de una carretera, que han sacado a la luz un ánfora que contenía los huesos de un esqueleto perteneciente a una niña de 8 años.

Ziba, autora del crimen, que hoy cuenta con 68 años, reconoció tras varias horas de interrogatorio haber asesinado a Tala, la niña cuyos restos estaban en el ánfora, y Mohamed, cuyo cadáver sí fue entregado a la familia 50 años atrás tras informarle de que había muerto "ahogado", informó este miércoles el diario iraní Etemad.

"Tenía rencor hacia la madre y decidí matar a sus hijos. Un día que vi a Tala sola por la calle la llevé a mi casa, la maté y metí su cadáver en un ánfora que enterré luego en el sótano", confesó Ziba, según el diario. La mujer, que podría ser condenada a la pena capital a falta de las pruebas de ADN, añadió que había estrangulado al hermano de Tala y luego había arrojado su cadáver al río.

Interrogatorio a los vecinos

Los restos humanos fueron hallados después de que los empleados que trabajan en las obras derribasen una vivienda para allanar el terreno. Tras alertar a la Policía, los agentes interrogaron a los habitantes de un pueblo llamado Sapidan, hasta que descubrieron que una pareja de ancianos había denunciado la desaparición de una hija de la misma edad, llamada Tala, en la década de los años 50 del pasado siglo.

La pareja ya había acusado entonces a una vecina, que por aquella época tenía 18 años, de la desaparición de la niña así como de su otro hijo, Mohamed, que tenía 11 años. "Yo estaba segura de que esa mujer no solamente había matado a mi hija Tala sino también a mi hijo Mohamed en venganza por una antigua disputa", explicó la madre.

Tras escuchar el relato, los agentes buscaron a Ziba, y verificaron que la anciana había habitado esa casa y que recientemente la había vendido al Ministerio de Transporte y Vías de Comunicación al estar ubicada en el trazado de la futura carretera.
Opiniones (1)
19 de agosto de 2017 | 18:27
2
ERROR
19 de agosto de 2017 | 18:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. yo te mato!! que vieja de m.. envidiosa.. eso lo hace la envidia!!
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial