Guaymallén: historias de gente que busca agua

Los vecinos de Dorrego, Las Cañas y Villa Nueva dicen que el problema no es nuevo. Cuentan que les "largan" agua en la mañana, pero que no les alcanza para llenar los tanques. Los que pueden, compran tanques extra. Otros, hasta adquieren bidones de agua mineral para bañarse.

“Tenemos que bañarnos en el patio y con la manguera. Cuando viene el agua, es tan poca la presión que no sube al tanque. Para la bebé caliento un poco en la cocina y la mezclo; pero para nosotros, la manguera”, reconoce Carina y grafica la difícil situación que vive la mayoría de los vecinos de la zona afectada de Guaymallén por el escaso, y en muchos casos nulo, suministro de agua potable.

Aunque desde Obras Sanitarias Mendoza responsabilizan del crítico escenario a la falta de inversión de la ex administración privada de la empresa y la baja cota del dique Potrerillos, a causa de los deshielos que aún no llegan, los vecinos aseguran que han tenido la paciencia suficiente durante los más de veinte días que no cuentan con el suministro y hoy exigen respuestas inmediatas.

“Apenas sale un chorrito en el día pero a eso de las nueve de la noche ya se corta y no hay agua hasta el otro día. Igual ya estaba comprando agua en bidones, desde hace tiempo, para tomar porque esta no tiene buen sabor. Yo desconfío. Pero, ahora compro los bidones hasta para bañarme”, dice riéndose, a pesar de la bronca, Salvador.



Es que junto a los demás vecinos de las zonas aledañas al barrio Alimentación -ex San Cayetano- ya se cansaron de promesas y excusas y tienen previsto reunirse esta noche -en la esquina de Achupallas y Cañadita Alegre- para terminar de darle forma al modo de protesta a llevar adelante, en el que no se descarta cortar el tránsito del Acceso Sur.

Otra de las alternativas que encontraron algunos vecinos para superar esta falta de agua es comprar tanques plásticos para almacenar el líquido y tener una reserva que les permita afrontar contingencias de esta índole. Aunque hoy se encuentran con que ya hicieron el gasto del reservorio y no tienen con qué llenarlo.



“Le pedimos a la Municipalidad, a Irrigación, al EPAS, a todos; ya no sabemos a quien más pedirle que nos manden un camión cisterna para llenar estos tanques. No importa si el agua que traen no es potable, con que sirva para higienizarnos es suficiente”, implora Omar, frentista de calle Uspallata.



Psicosis

Si bien la mayoría de los vecinos aseguran que sí tienen agua, desde los barrios privados de la zona admiten que no cuentan con el servicio y esto está generando cierta discordia entre los mismos afectados.

Desde el country La Barraca aseguraron este mediodía no contar con el suministro ante una inspección del Ente Provincial del Agua y el Saneamiento, organismo que viene haciendo relevamientos en la zona para determinar cuántas viviendas se abastecen en estos barrios exclusivos y puntualmente de qué red se abastecen.

En el acta de inspección quedó plasmado que no se pudo tomar una muestra del agua que surte a las seis casas habitadas del barrio -proyectado para 250 construcciones- pero según advirtió uno de los empleados del barrio “la semana que viene se empieza el trabajo de perforación para sacar agua de un pozo propio”.

La perforación Alsina

Los caños oxidados y tirados en la vereda dejan ver claramente el estado de los conductos de la perforación que tras su colapso dejó sin agua la zona de Las Cañas. La bomba que había caído más de 100 metros del pozo, aseguran desde OSM, ya fue retirada y “el sistema está otra vez en funcionamiento. Ahora hay que esperar que se purgen las cañerías, porque están llenas de aire”.

Opiniones (1)
20 de septiembre de 2017 | 08:38
2
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 08:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. por incapaces, inoperantes, corruptos, hdrmp.
    1
En Imágenes