Le pisaron la cabeza con un tractor y ahora esperan un milagro

San Juan. La primera imagen que advirtió a Adrián Cayo (25) que algo no estaba bien, fue al ver la cara pálida del tractorista cuando paró la marcha de la pesada máquina al ver lo que había arrollado. Sin entender que pasaba, el joven se arrimó por un costado del tractor y la escena que vio fue terrible: su pequeño hijo de un año y siete meses a centímetros de la rueda delantera del vehículo y con su cabeza llena de sangre e inconciente. La primera reacción suya fue alzar a su nene en brazos y salir corriendo a pedir ayuda junto a su mujer embarazada.

Ese fue el drama que ocurrió ayer en la mañana en una finca donde fabrican ladrillos en Alto de Sierra, Santa Lucía, cuando la inocente víctima siguió a su padre hasta el lugar de trabajo y en un descuido, un tractor le pisó la cabeza. Anoche, el nene estaba internado por un grave traumatismo de cráneo y era asistido por un respirador artificial, dijeron fuentes policiales.

Según contó Adrián Cayo, todo ocurrió ayer a las 11:30 en la finca que habita desde hace dos años junto a su mujer María Ajalla (ambos de nacionalidad boliviana), en calle 25 de Mayo, en Alto de Sierra, Santa Lucía. Cayo aseguró que nunca se percató de que su hijo David lo había seguido desde el interior de la vivienda hasta que lo vio debajo del tractor.

Él y un compañero de trabajo estaban atando un tubo a la parte trasera de un tractor con arado -conducido por un tal Matías- para así mezclar el barro que hay en un profundo pozo. Cuando terminaron, el tractorista arrancó y a los centímetros pisó algo. De inmediato paró la marcha y cuando los tres se asomaron, vieron a la criatura debajo y con su cabeza llena de sangre, contó el padre.

La rueda delantera izquierda -dijo- le pisó parte de su cráneo. Él no reaccionaba. El joven tomó a su hijo en brazos y corrió desesperado hacia la casa donde estaba cocinando María, embarazada de dos meses. Ambos pidieron ayuda al 911 y un patrullero de la Seccional 5ta. fue el primero en llegar y en trasladar al niño al hospital. Allí los médicos auxiliaron al bebé y más tarde lo dejaron internado en terapia intensiva por la grave lesión en la cabeza, precisaron en la policía. "Mi hijo no gritó cuando lo pisó el tractor. Estoy desesperado y ruego a Dios que nos ayude", dijo Adrián Cayo, consternado.

Fuente Diario de Cuyo
Opiniones (1)
23 de agosto de 2017 | 21:03
2
ERROR
23 de agosto de 2017 | 21:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Pobrecitos...
    Que Dios los ayude! Esa gente sufre de todo, no solo de hambre y falta de todo lo demas, sino este tipo de accidentes... Ojala ese bebé se recupere!
    1
En Imágenes
Incidentes en la movilización de la CGT.
23 de Agosto de 2017
Incidentes en la movilización de la CGT.