Deportes

Hasta los jugadores del Real Madrid elogian a Messi

"Cristiano y Messi son los dos mejores del mundo". "No creo que haya un jugador en el mundo capaz de parar a Messi", tiró el defesor Merengue Álvaro Arbeloa.

Álvaro Arbeloa no duda de que Messi jugará el próximo domingo el clásico, al tiempo que dejó claro que no dependerá sólo de él frenarle porque no cree que "haya un jugador en el mundo capaz de parar a Messi".

"Creo que Messi sí va a estar. No tengo dudas de que vaya faltar, creo que va a estar contra nosotros seguro", sentenció el zaguero, que considera que evitar que el argentino haga un buen partido "es trabajo más de un equipo entero".

"No creo que haya un jugador en el mundo capaz de parar a Messi. Eso se hace a base de muchas ayudas de compañeros, que él no tenga un buen día, que tú estés muy bien... Tiene que haber muchos factores para que no defina. Es difícil que un jugador pueda parar a Messi", sentenció.

Además, no quiso pronunciarse sobre si preferiría que no jugaran el domingo ni Messi ni su compañero Cristiano Ronaldo. "Los dos son muy importantes para su equipo, pero el Barça ha ganado sin Messi y nosotros sin Cristiano", dijo.

"Son los dos mejores del mundo, pero espero que Cristiano esté, aunque después de casi dos meses es difícil que vaya a jugar un partido entero. No me preocupa mucho, prefiero que esté bien Cristiano y si tiene que jugar Messi que juegue", añadió.

"Como conjunto hemos crecido sin Cristiano"
El salmantino, en cualquier caso, valoró como, aunque el luso "marca las diferencias como el que más", el equipo "se ha hecho más fuerte" en su ausencia, que "ha hecho que otros jugadores cojan la responsabilidad, tiren del equipo y demuestren que también son válidos".

"Tenerle en el equipo es un seguro, pero como conjunto hemos crecido sin él y esperamos que cuando vuelva seamos más fuertes aún", confió.

El clásico del domingo eclipsa el partido del miércoles ante el Zurich, pero Albiol asegura que los jugadores tienen al equipo suizo "en la cabeza". "Sabemos que se va a hablar del Barça, pero para nosotros el del Zurich es un partido muy importante. Tenemos que estar en octavos sí o sí y ganando tendremos muchas opciones. Estamos muy concentrados, metidos en ello y nos servirá como preparación para el domingo y para que el equipo siga mejorando", reconoció.

Además, Arbeloa reconoció que le da "mucha importancia a quedar primero de grupo", por lo que prefiere que la clasificación quede abierta para la última jornada, aunque eso conlleve que el Olympique de Marsella se la juegue ante los blancos. "No es lo mismo ir fuera ante un rival superior a que el segundo partido sea en tu casa y jugar contra un equipo que, en teoría, sea un pelín más suave", dijo, pidiendo un "empate" en Milán entre italianos y galos.

Por otra parte, el zaguero encontró una explicación la paradoja del liderato con el discreto juego en que "la exigencia en este Real Madrid es altísima". "Somos conscientes de que no estamos desplegando nuestro mejor fútbol de manera constante a lo largo de 70 u 80 minutos.

Aceptamos las críticas y estamos mejorando y trabajando para hacer de una vez por todas un partido muy completo".

"Tenemos confianza y en los últimos partidos se ha visto en una mejoría. Creo que llega en un bueno momento", sentenció, pensando en el esperado duelo del domingo.
En Imágenes