Deportes

Peumayén goza de buena salud gracias a Riquelme

El equipo de Luján ascendió a primera división luego de derrotar con comodidad a la escuadra de San Jorge por 3 a 0. Belén Riquelme fue la gran figura de aquel partido al convertir los tres goles con los que sentenció la final.

Que nochecita soñada… Todo parecía darse a la perfección. Y mamá despertándolas a la mañana temprano para ir al colegio. Pero eso no ocurrió. Peumayén rozó el momento perfecto. Volvió a primera con un 3 a 0 contundente y a festejar.

Ronda, cánticos, espuma, abrazos, aplausos y hasta algunas lágrimas de emoción. Es que descender en una tristeza enorme y volver es como torcer ese pasado hostil y maligno. Al menos eso dijeron la cara y las palabras de Belén Riquelme: “ganamos y volvimos a primera estamos contentas. Ahora hay que mantenerse. Pensar en mejorar y hacer un buen torneo el año que viene”.

Pareció por un momento olvidarse de tanta algarabía. Pasó por el túnel del tiempo y recordó aquel pasado negro. Había que evitarlo de alguna manera ahora: “hay que entrenar, entrenar y entrenar. No queda otra. Es la única forma de mantenerse en primera. Hoy había muchos nervios. Yo soy la más grande de todas con 24 años y el resto son pichonas. Que gracias a Dios han crecido mucho y por eso hay tanto descargo”.
 
En una noche algo fría y oscura esta princesa de Luján hizo brillar el cielo de Banco Mendoza con cada unos de sus tres goles. Una figura sublime de cómo rematar en tres cortos decisivos y con la calidad que caracteriza a los “Riquelme” para rematar cerró la historia de Peuma con regreso a la A y final feliz.
En Imágenes